viernes, 31 de mayo de 2013

Sitios en donde viví (Parte 4)


Ya les fui contando de los sitios adonde viví a lo largo de mi vida. Les relaté en las primeras tres entregas de esta serie sobre aquellos lugares anteriores a mi casa actual, incluyéndoles algunos recuerdos de cada uno de estos sitios.

Mi quinta mudanza me llevó entonces a donde estoy ahora. Es una casa en la que me siento bastante confortable. Cuando la adquirimos lo hicimos gracias a la ayuda de mi padres, y con la idea de que la familia podía crecer en algún momento no tan distante. Les decía que eso estaba en los planes con quien en ese momento era mi novio. Por eso aunque la casa era grande para nosotros dos solos, se pensaba que el mayor espacio y el tener un cuarto adicional podía venirnos bien luego. En fin, esa era la idea.


La casa estaba en bastantes buenas condiciones, aunque igual hubo que hacerle algunos arreglos y modificaciones. Se le cambiaron los pisos en las habitaciones (que antes eran todos con alfombra, lo cual me parece poco práctico y difícil de limpiar), se arreglaron temitas de humedad, también filtraciones en el techo (que por ser de tejas a cada rato hay que hacerle algún mantenimiento a decir verdad), se pintó toda (poniéndole colores a unos cuantos ambientes). Pasamos fines de semana enteros pintando y arreglando. Nos llevó como un año, pero finalmente estaba lista para que nos mudáramos.

Si bien estábamos cerca del departamento donde vivíamos (a tres cuadras, por lo que ni cambiábamos de barrio), decidimos contratar una empresa de mudanzas (la vez anterior habíamos ido llevando cosas en muchos viajes, mas a pulmón), y la verdad es que fue lo mejor que pudimos haber hecho, porque todo fue bien embalado, se hizo muy rápido, etc.

Los primeros días nos parecía un sitio muy grande. En realidad lo es, solo que uno se acostumbra luego. Mis amigas siempre me preguntan cómo hago para limpiarlo (sobre todo porque no tengo a nadie que me ayude, lo hago yo). Y la verdad es que tampoco es que se ensucie tanto, me las arreglo bien.

Tengo un patio con plantas (que se cuidan solas, la verdad es que sigo olvidándome de regarlas y cuidarlas, por suerte la naturaleza me da una mano), un amplio living, una cocina también grande, y un segundo piso en donde están las habitaciones. Ya subir y bajar escaleras se hizo normal y habitual.

Con quien era mi novio llegamos a convivir en este sitio un año más o menos. Luego se dio todo lo que ya les conté en el primer post del 2013: decidimos separarnos y seguir caminos diferentes. Se fue él de la casa que compartíamos, y comenzaba entonces mi primera experiencia de vivir sola.

Por suerte, como ya saben quiénes me leen hace rato, todo el proceso post ruptura lo llevé muy bien, así que esto último no fue problemático. Arreglé todo más a mi manera, y la verdad es que la casa se ve más ordenada desde que no están sus cosas. Le puse algunos adornos nuevos (como los distintos vinilos que ya también les fui mostrando en diversas oportunidades), y en definitiva adapté un poco el sitio.

Hoy en día lo comparto con mi gatito Ciro, a quien también conocen porque no puedo dejar de sacarle fotos y compartir las travesuras que hace. Este minino es un lindo compañerito, que me hace reir. Cada vez que llego viene contento a recibirme, a hacerse mimos o jugar. Su presencia se nota en toda la casa.

Lo que me deparará el futuro no lo sé. La idea de formar una familia y que la casa sirva para ella es algo que no está descartado. Por ahora vivo lo que se me presenta, la disfruto de esta manera. Voy dejando fluir las cosas, dejando que la vida me sorprenda a cada rato. Dicen que “el hombre propone y Dios dispone”. Por eso aunque algunos planes no se den como esperábamos, se nos presentan a su vez otros que también nos llevan a sitios lindos. Diferentes caminos, otros tiempos, pero la vida nos ofrece siempre oportunidades. Nos hace crecer, nos regala nuevos sueños. Nos vuelve a ilusionar, nos obliga a volver a barajar las cartas.

Esta es la historia transcurrida de los sitios adonde he vivido. El presente me encuentra aquí, feliz, contenta, reescribiendo algunas cosas, pero sobre todo disfrutando de la vida, agradeciendo lo que me da. Mi presente es lindo, y como bien me han dicho: “lo mejor está por venir”.


¿Les gustó la historia de mis mudanzas? Recibí en los post anteriores lindos mensajitos sobre el relato, y me contaban que los fue atrapando. Realmente me alegra, gracias por leerme. ¡Y buen viernes para todos!

30 comentarios:

  1. Lo importante es cómo te sientes tu ahora haciendo la sumatoria de todo lo ya vivido.
    Cada casa marcó una etapa importante de tu vida y cada mudanza dio inicio a experiencias nuevas.
    Gracias por compartirnos tus vivencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, un placer haberlas compartido con ustedes.. y si, uno es fruto de las experiencias de vida.. y cada etapa ha tenido lo suyo.. lo llevo bien, disfrutando lo que la vida me da..
      beso

      Eliminar
  2. Hermoso post para un viernes Estela!,
    Bellisimo mensaje!, sera que quizas en estos días la vida no se dio como deseaba y tu mensaje esperanzador me hizo bien al corazón.
    Seguro que siempre habra mas cosas bellas por vivir!, te mando un gran cariño!
    Dani.

    p/d: yo me he mudado tantas veces en mi vida que ya perdi la cuenta. Pero esta de hoy es mi hogar sin duda.
    Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que el post te haya hecho bien al corazón.. es una alegría para mi poder trasmitir esperanza y buenas ondas.. yo creo que aunque la vida a veces nos depare cosas que no esperabamos, cuando pasa el tiempo y las analizamos nos damos cuenta de que era para mejor.. estoy segura de eso.. y la vida vuelve luego a sorprendernos, a darnos nuevos sueños..
      Que tengas un buen fin de semana, que tu corazón esté tranquilo, en paz, feliz..
      un beso grande!!

      Eliminar
  3. Hola Estela, te cuento que me leí día a día tus entradas relacionadas con la mudanza, a mi también me atrapó, es lindo ver como vive cada persona los procesos, los recuerdos que le trae, ver sus fotos, conocer algo más de ella y su familia a través de sus relatos.
    También he de confesarte que yo me he mudado 2 veces y la primera fue un martirio, lo fue porque nunca en mi vida lo había hecho y me imaginé lo peor, más que me tocó todo prácticamente sola, eso sin contar que pinté algunas de las zonas del apartamento que dejaba... ahora lo veo como un buen proceso, el que me ha traido cosas más bellas.
    Por eso mismo me enganché en tu relato, me atrajo el tema de la mudanza y lo que narraste, genial!!!
    A seguir viviendo entonces, a disfrutar de nuestros ambientes, esos que nos cobijan.
    Un abrazote, lindo fin de semana y gracias por abrirnos las puertas de tu espacio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te enganchó el relato. Un gusto haber compartido este pedacito de mi vida con ustedes..
      buen finde!

      Eliminar
  4. Se te escucha muy bien, y eso es lo que importa, las cosas se van a ir dando con el tiempo.
    besos y muy buen finde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.. si, estoy muy bien.. y es cierto que eso es lo que importa..
      beso

      Eliminar
  5. que bueno que lo sientes tu lugar!!! ya verás que sigue, pero lo importante es que tu casa sea tu hogar hoy, con Ciro! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, me concentro en eso que es lo que importa..
      beso, buen finde!

      Eliminar
  6. Se nota que estas contenta en tu casa, recuerdo los vinilos y lo contenta que estabas al ponerlos, las casas grandes se limpian mejor que las pequeñas.
    Me ha encantado como nos has mostrado tus casas y lo que has contado, has compartido trocitos de tu vida y se agradece. Muchos abrazos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer mostrarles estos trocitos de mi..
      abrazo

      Eliminar
  7. Una cosa más, a principios de este año tu propusiste que los blogs que quisiéramos publicáramos cada viernes una fotografía y la comentáramos, yo no he fallado ni un solo viernes, y no puedo decir lo mismo de otras y no me gusta señalar jeje,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejej.. no se por quien lo diras... :-P
      Ya me pondré al dia con la fotito, es que no queria cortar la serie de mis "sitios donde vivi".. mis lectores reclamaban saber como seguia la historia..
      beso

      Eliminar
  8. Hacer de tu casa un lugar tuyo es de las sensaciones más bonitas del mundo... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si!! Es bueno sentirse "en casa" :-)
      besote

      Eliminar
  9. Hola Estela! Te seguí hasta el final y me re-enganché con tu historia. Hasta me puse a contar mentalmente y... yo también me mudé 5 veces, sólo que dos incluyeron cambio de ciudad. Me encanta tu reflexión final y me parece bueno agregar que hay que dejarse sorprender por la vida y sus caminos insospechados. Por lo que vi en las fotos del post, el sentimiento es de haber encontrado tu lugar, espero que así sea y todo lo demás vendrá solito!! Besos y gracias por compartir parte de tu historia personal!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberlos enganchado con la historia.. son pedacitos de uno esos sitios en donde se vivieron tantas cosas, no? y si, la vida nos va llevando a distintos lugares, nos va sorprendiendo..
      beso

      Eliminar
  10. Muy linda la manera en que fuiste narrando todos los avatares de tus mudanzas y los sitios que fuiste habitando. Pero, te pido perdón por ser tan materialista y curioso, me quedó la duda de cómo resolvieron el tema de la posesión de esta casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy facil, ya que la casa se compró gracias a un esfuerzo de mi familia. Sin la ayuda de mis padres hubiera sido imposible. La verdad es que debería decir que ellos pusieron el 80% y el otro 20% con mis ahorros. O sea, quedaba clarisimo quien era que se tenia que ir, no? jaja.. bueno, la verdad es que por lo menos con la separación yo no tuve que enfrentar el buscarme un sitio adonde vivir, eso ya lo tenia resuelto. Asi que luego fue ponerle esos adornos, adaptarla un poco mas a mi.. no es que le haya hecho muchos cambios desde que él se fue, pero le di un poco mas de mi impronta.. en fin, cambios, adaptaciones..
      beso

      Eliminar
  11. Otra cosa. Esta cuarta parte no la ilustraste con fotos de la casa, que no se extrañaron porque bastante que la has mostrado ya. Pero las fotos y dibujos que elegiste para ilustrar cada párrafo parece que hubieran sido sacadas a propósito para eso. Muy lindas y sugestivas. Sobre todo la del gato que te despierta a la 4 de la mañana...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, no tenia fotos de mi casa actual a mano cuando escribi el post, pero me pareció que estas imagenes lo resumian bastante..
      La del gato es buenisima jaja

      Eliminar
  12. Lo que no entiendo es cuándo tenés tiempo para limpiar si trabajás, te la pasás saliendo, encontrándote con amigos, yendo a reuniones, fiestas, etc. ¿Te das cuenta que te envidio y mucho? :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que no soy una loca de la limpieza.. claro que trato de tener las cosas en condiciones, pero si un fin de semana no pude limpiar no me hago el harakiri... prefiero toda la vida salir, pasear.. de todos modos como estoy yo sola tampoco la casa se ensucia tanto.. ahora es mas lo que me la ensucia Ciro que yo.. sus patitas por todos lados, pero que se le va a hacer.. es parte del "encanto" de tener un gato :-P

      Eliminar
  13. Es lo mejor, hay que vivir el presente porque es lo único verdaderamente real! No nos enseñas tu casita?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En varios post les fui mostrando fotos.. seguramente luego les muestre mas.. no tenia a mano ninguna cuando escribi este..
      beso

      Eliminar
  14. Cada lugar donde viviste te marco, y te dejó algo...
    Las casa que construimos o ayudamos a reconstruir tiene un gusto especial, un sabor a hecho por mi, a que en cada rincón puede haber una anécdota o simplemente el mirar y decir ese ladrillo lo toqué yo antes de ponerlo ahí, cada adorno, pintura y detalle habla de nosotros, por eso esas casas "donde uno metió mano" se vuelven tan especiales.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, cuando se han hecho las cosas con esfuerzo uno las valora mas, no? suele pasar..
      Cada lugar nos deja algo, forma parte de la experiencia vivida..
      beso

      Eliminar
  15. Estoy leyendo para atrás pero si me atrapó! voy a los otros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenisimo!!! espero que te gusten también! beso

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!