jueves, 30 de mayo de 2013

Sitios en donde viví (Parte 3)

Vengo haciendo una serie de post sobre los sitios en los que he vivido. En la “Parte 1” les contaba sobre mis años infantiles, transcurridos en un departamento por Palermo. Luego les conté en la “Parte 2” de mis años de adolescencia (y un poco más), durante los cuales habité junto a mis padres y mi hermano en una casa que era de mi abuela. En esta tercera parte llegó el turno de hablarles del sitio adonde fui cuando me independicé, y encarando una vida en pareja.

Si bien ya no estoy con esta persona (separación mediante a fines del 2012), si ha sido alguien importante en mi vida, y con quien llevé a cabo esto de apostar a armar el nidito de amor. Llevábamos dos años saliendo, y las cosas iban bien como para plantearnos el irnos a vivir juntos. Nos fuimos a un departamento de tres ambientes, que estaba genial para los dos. Al principios con muebles prestados, y con muchas ilusiones. La convivencia fue siempre muy buena, para mí fue algo lindo de compartir hasta prácticamente el último momento de la pareja.

Mis primeras plantitas, en el balcón
El departamento era bien luminoso, con un balcón con vista a un boulevard. Teníamos allí una mesa con dos sillas, así que con frecuencia la usábamos y “balconeábamos”. Ideal para tomar mate una tarde de sol, o para alguna cena ahí si el clima también lo permitía. Tuve ahí mis primeras plantas. No soy muy buena jardinera, eso ya lo dije varias veces en el blog, pero algunas macetas tenía ubicadas en este espacio. Algunas de esas plantitas crecieron y las tengo actualmente, otras han quedado en el intento.

Nuestra habitación daba al balcón también. Si bien la persiana solía estar baja porque de noche sino era imposible dormir (el boulevard permanecía siempre muy iluminado). Cuando nos mudamos teníamos el colchón en el piso. Luego compramos un juego de dormitorio. Al igual que otros muebles de la casa que fuimos de a poquito adquiriendo: mi amado sillón rojo, los silloncitos Paulin.

Al igual que en mi casa actual, en este departamento ya habíamos puesto colores fuertes en el living. El rojo sobresaliendo sobre todo, también algunos toques en naranja. Este era el caso por ejemplo de las cortinas (las cuales me encantaban pero no les encontré lugar cuando me fui de ahí, por lo que terminé regalándoselas a una amiga).

En este departamento pasamos cinco años. La verdad es que puedo afirmar que fueron tiempos muy felices, y una hermosa experiencia.

Llegado un momento se dio la posibilidad familiar de adquirir la casa donde vivo actualmente. Esta es más grande, más amplia, y estaba pensada como apropiada para un hipotético momento de agrandar la familia. Eso estaba en los planes, y fue lo que motivó el cambio, aunque ahora sé que ese plan por el momento quedó sin efecto (por lo menos con esta persona, me encantaría que el futuro me trajera un reflote de ese proyecto, pero tiempo al tiempo, para eso hay que esperar, y ya la vida dirá).

En fin, a lo que iba es que teniendo estos temas en mente se efectivizó la que sería mi quinta y última mudanza (hasta ahora por lo menos). No fue algo que se diera de un día para el otro. Hubo que hacerle unos cuantos arreglos a la casa, pintarla, y acondicionarla. Esto llevó como un año. Finalmente estuvo lista, y llevamos a cabo las tareas de embalaje, y nos trasladamos para allí. Lo bueno es que quedaba muy cerca del departamento donde vivíamos, por lo que no estábamos cambiando de barrio, sino trasladándonos un par de cuadras.

 

(Continuará..)




26 comentarios:

  1. Hola Estela! Estaba muy bonito este apartamento! Algún dia en el que vives ahora estará lleno de pequeñines (además de Ciro, claro ejje).

    Me han encantado estas entradas, por cierto eras guapísima de pequeña!! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Ojalá sea así.. dejaré que la vida me sorprenda, pero es un sueño que me encantaría cumplir.. se han vuelto a barajar las cartas se podría decir, una nueva partida en donde jugar.. y veremos que va tocando.. viste que a veces uno hace planes y la vida te presenta otros caminos.. una debe aceptarlos y recorrerlos, con la confianza de que nos llevaran a lindos lugares también..
      De este departamento igual tengo muy buenos recuerdos, era un bonito sitio y pasé lindos años..
      beso

      Eliminar
  2. Me encantan esas sillas blancas!
    Y el balcon con mesita es lo mas! para estar sentada tomando unos mates con el solcito o una cervecita a la tardecita!
    un besote
    ayez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las sillas blancas son geniales.. ese juego de comedor lo tenían mis viejos, yo me lo llevé (igual tenían otro) jajaj.. lo bueno es que eso no tuve que comprarlo.
      El balcón me encantaba, la verdad es que lo usaba bastante, sobre todo en primavera – verano.. me iba a leer ahí, con unos matecitos..
      beso

      Eliminar
  3. Me encanta el hecho de que hayas sacado fotos de aquel departamento. Parece que hubieran sido sacadas pensando en este blog. Ayer te decía que me habías dado una idea para mi futuro blog (¡muy pronto! dirían en Canal 13) pero en mi caso voy a tener que recurrir a fotos donde aparezca gente, sacadas con motivo de reuniones y/o celebraciones. No recuerdo tener fotos de los ambientes sacadas especialmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que yo tenia muchas fotos del departamento. La mayoría también eran con gente. Pero estas las había sacado una vez que iba a hacer una reunión (por eso tenia las flores, estaba todo bastante ordenado, etc), y me alegra haberlo hecho porque sino no tendría ninguna para mostrarles.. Y como ya no estoy ahí es un bonito recuerdo.
      De mi casa actual tengo varias sacadas con el estado original de cuando la adquirimos.. está bueno porque después se pueden ver los cambios.
      beso

      Eliminar
  4. Me ha parecido muy bonito y acogedor este piso.
    La vida nos sorprende continuamente, así que en cualquier momento, un nuevo cambio llega a tu vida, otra etapa y empezarás a cumplir otros sueños.
    Y como siempre, me quedo esperando el siguiente capítulo!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mañana sale el ultimo capitulo de los "sitios en donde vivi". me alegra que les vaya enganchando la historia! :-)
      Y si, la vida nos va sorprendiendo, hay que dejarla hacer..
      beso

      Eliminar
  5. Qué bonito, me encantan los toques rojos :)

    ResponderEliminar
  6. Estela que gran idea la de este post, me gusta el tema para hacer una fiesta virtual, podías animarte a organizarla!!

    Espero que se cumplan esos proyectos que el destino hizo que se quedaran aplazados, la ilusión hay que mantenerla siempre.

    Besos corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja.. pero me tendría que haber acordado antes de hacer una fiesta virtual sobre este tema! Sino de que voy a escribir? Aunque igual siempre una encuentra anécdotas, cada sitio tiene muchas..
      Me alegra que te haya gustado el relato..
      beso

      Eliminar
  7. Que bien que guardaste las fotos, ahora las has podido compartir, me ha gustado es balcon. Veremos mañana que mas nos cuentas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, estuvo bueno haberle sacado un par de fotos en su momento..
      beso

      Eliminar
  8. Era muy lindo el departamento, y el sofá rojo siempre presente (ay una foto en la que estas pequeña y hay un sillón rojo también).
    Espero la última parte
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habia un sillón rojo en esas fotos? me parece que era medio rosa..
      Si, era un lindo departamento..
      beso

      Eliminar
  9. QUe lindo el balcon con tus plantas. Se nota que Ciro no andaba todavia :)
    besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja.. no, todavia no andaba por ahi.. con el balcón hubiera sido mas dificil.. mirá si se caia!!
      beso

      Eliminar
  10. Me ha gustado ese nidito de amor, apropiado para una parejita enamorada y llena de ilusiones.
    Como siempre: quedan los recuerdos pero "recordar es vivir".
    Esperemos que algún día, cuando sea el momento justo y apropiado, tu hogar actual tenga más gatos y algunos niños desordenando por ahí.
    Saludos, abrazos y gracias por compartir tus recuerdos de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si.. obvio, yo tambien creo eso.. todo llega.. la vida solo nos presenta caminos diferentes..
      beso

      Eliminar
  11. que lindo Estela!!! todo llega!!! y sera mejor que lo anterior!!! estate segura!! beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anita.. si, estoy segura de que va a ser asi..
      beso

      Eliminar
  12. Qué bonita es esa sensación de tener por fin un lugar que es tuyo. Tu casa. Es fantástico. Me está gustando mucho la serie de tus hogares. Ansiosa por la próxima entrega. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.. me alegra que te guste la serie..
      beso

      Eliminar
  13. No me pierdo tus mudanzas, Estela.

    Tu sillón rojo me tiene enamorada.
    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial mi sillón rojo.. a mi me encanta.. es muy alegre..
      beso

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!