jueves, 24 de mayo de 2018

Xcaret: un día de diversión

Hoy vuelvo con los relatos viajeros, retomando con las vacaciones de México. Ya tres meses de haber estado ahí, pero esto viene en cómodas cuotas y todavía hay muchos lugares lindos sobre los que hablar.

El post hoy viene con muchas fotos, y se refiere al parque temático Xcaret, en la Riviera Maya.

Este sitio lo llevábamos ya recomendado desde antes de salir. Una amiga nos había estado contando del lugar, alentándonos a conocerlo si teníamos oportunidad.
Aqui estoy en el aviario del parque. Muy cerca de las aves de colores
Si bien no es algo barato (pagamos u$s 130 cada uno, lo cual incluía los traslados y la entrada al parque, con almuerzo incluído), vale la pena.

Es una actividad de todo el día. Nos pasaron a buscar temprano por el hotel, y volvimos bien tarde, luego del show de cierre. Este fue sencillamente maravilloso, una de las cosas que más me gustó. Duraba dos horas y daba cierre a la jornada de la mejor manera, con un nivel realmente impecable.
El parque es bien grande y hay mucho para hacer. Nos dieron un mapa en la entrada para ubicarnos, y las indicaciones son que uno disfrute sin pretender conocer todo.

La mayoría de las actividades estaba incluída, salvo algunas especiales que se abonaban aparte, como el nado con delfines, un paseo en una lancha adrenalina, etc. Nosotros no hicimos ninguna de esas y sin embargo estuvo de lo mejor.

Decidimos empezar por la parte del aviario. Ahí había vistosos pájaros de todos colores. Loros, tucanes, e infinidad más.

El camino nos llevó luego a un mariposario, en donde se podía aprender sobre el desarrollo de este animalito, desde las larvas hasta que ya están volando y desplegando belleza..

Lindo para disfrutar
Había sitios con playa para descansar y meterse al agua. Son artificiales pero invitan a quedarse ahí un rato.

Cerca de ahí pasaba el río subterraneo, donde se podía nadar y atravesar gran parte del parque. Ahí no fuimos pero era lindo ver a la gente desde distintos puntos de observación.
Rio subterraneo

También pasamos por una parte que recreaba un pueblo maya, con casitas típicas. Más tarde hubo allí una danza de guerreros muy buena.

En otros sectores se recreaba un cementerio mexicano, lleno de colores. Sin duda una concepción de la vida y la muerte distinta  a la de otros lugares. Me venía a la mente la película de dibujitos “Coco” (hermosa, si no la vieron se las recomiendo).




Mas aves







Del mariposarios
El almuerzo se servía en distintos restaurantes buffet. Escogimos uno que nos encantó. No puedo evitar ponerles una foto de mi plato (por lo menos de una de las veces en que me serví). Un popurrí de cosas, pero una mejor que la otra en sabor.
Si. Una mezcla pero muy rica.

.


Noten el cartel
Luego de almorzar disfrutamos de hacer snorkel. Ahí proporcionaban el equipo necesario, y había una zona donde se veía gran fauna marina. ¡Hasta una anguila verde pude ver! También unos cuantos peces.

Había por otro lado una zona de acuario en donde se podían apreciar diferentes especímenes, con su correspondiente explicación. También vimos estanques con grandes tortugas marinas, y con yacarés.

Bellisimo


Fuimos luego a otra zona del parque en donde había una iglesia dedicada a la Virgen de Guadalupe. Muy linda y rara, con declive. Ahí había personajes famosos representados en madera como si fueran feligreses. Desde Emiliano Zapata hasta el Chapulín. Había unos cuantos, y debo decir que me llevo una segunda mirada el darme cuenta de que no era gente que estaba sentada, de espalda así lo parecían. Me reí bastante al darme cuenta de que no lo eran.

De atras juro parecian personas





Pudimos ver también los bellísimos adornos coloridos, tan típicos del país. Uno más trabajado que el otro, todos hermosos.


Representada estaba también una estancia mexicana, con muebles de época y toda una serie de utensilios representativos.






Me gusto que estaba Argentina :-)



Me queda por mostrarles fotos de los bailes típicos. Se hace muy largo el post así que quedará para otra oportunidad. Hubo a media tarde una zona donde se bailaba y fue muy interesante de ver.
Y luego si el show de cierre, el cual repito fue maravilloso. Una experiencia que hay que vivirla, ni siquiera tengo fotos ya que con la cámara de bolsillo que llevaba no tenía la luz necesaria. Me dediqué por lo tanto a disfrutarlo y absorber cada detalle de este espectáculo, que no voy a olvidarme.

¿Conocen Xcaret? ¿Les gustan este tipo de parques? ¿Qué parte les gusta más?


martes, 22 de mayo de 2018

Hace rato no aparecía por acá

 Hace rato que no aparecía por acá. Y no me estoy refiriendo a mí, que aunque ando un poco desaparecida cada tanto dejo mi huellita bloguera.
El que estaba desaparecido por este espacio es el michi, que sé que tiene por ahí su club de fans que pregunta por él. Les traigo por eso algunas fotos recientes de este último fin de semana, en la que notaran que anda paseando por los tejados.
Tan lindo! Sobre el techo del quincho
Hace rato que no lo dejábamos salir. Después de algunos encontronazos con gatos de la cuadra lo tenía bastante vedado. Sin embargo, uno de sus enemigos más acérrimos (un minino gris que pertenecía a la casa de la esquina pero estaba siempre en la calle) ya no está porque su familia se ha mudado. Sin este gato dando vueltas por ahí nos sentimos un poco más tranquilos de dejarlo salir.
Se quedaba ahi un rato
Aprovechando un rato de sol le dimos el gusto, y estuvo a sus anchas yendo y viniendo. Lo bueno es que subía al techo, estaba un ratito y después bajaba. Se entretenía en el patio oliendo las plantas, y disfrutó bastante.



♥♥♥
 Estos días ya comenzó el frío y como quien no quiere la cosa se venía situando delante de la estufa. Finalmente hicimos caso a su indirecta y prendimos el artefacto mágico del calor. Ya no se mueve de ahí, feliz se encuentra.

Sobre la medianera.
La imagen final me causa muchísima gracia por la carita que pone. Nos reíamos porque le poníamos un ratoncito de juguete sobre su cabeza y no se lo quitaba. Evidentemente nos divertimos barato.
Sobre otros temas, estos días a las corridas en la oficina, y ocupada con otras cositas. El finde fue muy familiar, estuvo lindo porque compartimos con los afectos. También anduve editando fotos de una sesión que tuve y terminé un fotolibro que será regalo de cumpleaños para el ahijado de mi marido. Contenta con esos avances.

¿Cómo han estado ustedes?