miércoles, 15 de abril de 2015

Mi Sr. Gato peleador


Acá les traigo una fotito de mi gato en la que se lo ve como todo un señorito. Muy calmo él, sentadito en la cama y junto a su muñeco.

Un minino adorable. Pero lo que tiene de lindo lo tiene también de travieso y salvaje, y también un poco de peleador. El domingo se ganó un apodo de Rocky luego de una pelea con otro gato vecino que lo dejó un poco maltrecho.

Quienes me leen hace rato saben que cada tanto me entra la disyuntiva sobre si dejarlo salir al patio o no. Por un lado me gusta darle la libertad porque se que disfruta de subirse a las cornisas y pasear por los tejados. Es un alma libre que ama el sol y con su agilidad que me sorprende siempre salta paredes con una facilidad asombrosa. Por otro lado quiero protegerlo y evitar que lo lastimen (cosa que dada su afición a pelearse con el gato vecino parece algo factible).

Es todo un dilema, porque me da un poco de pena pensar en dejarlo encerrado (aunque la casa es grande y tiene para estar a sus anchas allí) pero por la forma del patio no damos con la forma de limitarle a este espacio y frenarle su escapada para los costados.

El domingo estaba precioso el día y le abrí para que saliera a pasear. A media tarde escuchamos maullidos y supimos que se estaba dando una pelea. No lo veía desde casa así que poco podía hacer (se escuchaba a la vecina llamando a su propio gato pero se ve que tampoco con mucho éxito porque los ruidos seguían). Al rato bajó y cuando lo miré para ver si estaba rasguñado casi me caigo del susto: ¡una de las patas de adelante tenía el doble de tamaño que la otra! Daba mucha impresión la hinchazón, así que corriendo nos fuimos al veterinario de guardia.

Una vez allí lo revisaron y le dieron analgésico con corticoides. Al parecer lo había mordido y nos explicó que eso es bastante traumático y por eso se hincha así. La medicación lo iba a dejar un poco tirado y al día siguiente debíamos llevarlo nuevamente para ver su evolución y que le dieran un antibiótico.

La mañana del lunes se encontraba muy tirado. La pata todavía hinchadísima y nos miraba lastimero desde la cama. Estuve todo el día pensando en el gatito y su herida. Por suerte cuando mi novio llegó del trabajo me mandó mensaje diciéndome que la pata estaba otra vez en su tamaño normal y que hasta había tenido el tupé de llorarle para que le abra la puerta del patio (¡cosa que por un tiempo tendrá vedada!).

Lo llevamos al veterinario nuevamente y luego de una espera de una hora nos atendió, le dio una inyección con el antibiótico y nos dijo que ya con eso estaba, que lo miráramos pero él le daba el alta. Todo un susto al parecer, nuestro pequeño peleador se encuentra mejor ya.

lunes, 13 de abril de 2015

Los libros de marzo


He tenido mucha más suerte en marzo en cuanto a lecturas que en los meses previos de este año. Pude leer cinco libros que me han gustado y me han enganchado (sobre todo los últimos tres!).

Les cuento entonces un poco sobre ellos:

 

El Bosque de Hollow, de Nora Roberts.

El primero que leo de esta autora, y aunque me recordaba bastante a una novela para adolescentes me pareció disfrutable. Tres amigos liberan cuando chicos sin querer una maldición de trescientos años. Se presenta gracias a ello cada siete años un demonio en el tranquilo pueblo de Hawkins Hollow, y los protagonistas junto a tres chicas son los encargados de mantenerlo a raya y buscar eliminarlo. Es de aventuras y aunque todo ronda sobre esta misión también se adentra un poco en el cotidiano de ellos, en la amistad, en el amor, etc. Lindo para pasar el rato sin tener que pensar mucho.

 

Los cuatro acuerdos, de Miguel Ruiz.

Es un libro pequeño y que invita a la reflexión. Se basa en entender que los seres humanos tenemos un sistema de creencias que hemos adquirido por influencias sociales, familiares y educacionales, y que el mismo puede ser modificado para conseguir el equilibrio interior que lleva a la felicidad. Invita a poner en práctica cuatro dogmas o acuerdos:

1.      "Sé impecable con tus palabras".

2.      "No te tomes nada personalmente".

3.      "No hagas suposiciones".

4.      "Haz siempre tu máximo esfuerzo".

Interesantes algunos de los planteos, sobre los cuales va analizando y explayándose a lo largo de las páginas.

 

Inferno, de Dan Brown.

Un libro que disfruté mucho, con la dosis justa de acción y misterio. Novela que transcurre en Italia, y donde el catedrático de Simbología de Harvard Robert Langdon se ve arrastrado a un mundo terrorífico centrado en una de las obras maestras de la Literatura: el Infierno de Dante. El protagonista se enfrenta a un adversario oscuro y misterioso, lidiando con un acertijo ingenioso en un escenario de arte clásico, pasadizos secretos y ciencia futurista. Apoyándose en el oscuro poema épico de Dante, Langdon, en una carrera contrarreloj, busca respuestas y personas de confianza antes de que el mundo cambie irrevocablemente.

¡Se los recomiendo!

 

La Conspiración, de Dan Brown.

Siguiendo con el mismo autor, me adentré ahora en otro libro lleno de juegos de mentiras y engaños del más alto nivel. El escenario está en el Ártico, en donde duerme un descubrimiento que puede revolucionar la historia. Un equipo de expertos es enviados por la Casa Blanca con la misión de autentificar el fabuloso hallazgo que ha realizado la NASA. Un descubrimiento que cambiará el curso de la historia y, de paso, asegurará al presidente su reelección. Sin embargo, una vez allí descubren indicios de que se enfrentan a un fraude científico de proporciones gigantescas. Aislados en el entorno más hostil del planeta, perseguidos por unos implacables asesinos equipados con los últimos adelantos tecnológicos, lucharán por salvar la vida y averiguar la verdad. Mientras tanto, en los pasillos de Washington se libra otra oscura batalla, un juego de traiciones y mentiras donde nadie es lo que parece.

Me gustó mucho y me entretuvo. Otro recomendado de este mes.

 

La Sombra, de John Katzenbach.

Una lectura detectivesca y policial que atrapa. Sophie, una mujer sobreviviente del holocausto cree haber visto a La Sombra, un asesino despiadado que era sinónimo de muerte en la época de la guerra. Este colaborador de la Gestapo para identificar ciudadanos judíos y mandarlos a campos de exterminio parece estar de vuelta y eliminando a los sobrevivientes que viven en Miami. Cuando Sophie es brutalmente asesinada se pone en juego una investigación para llegar a la verdad y dar fin a este monstruo del pasado.

También me ha parecido atrapante.

 

Abril viene con menos tiempos para leer, pero espero seguir en la senda de lecturas interesantes.

¿Alguno para recomendar?

 


viernes, 10 de abril de 2015

Paso breve por estos lados..


Esta semana estuve sin mucho tiempo. Después de un bonito fin de semana largo por Rosario (del que espero mostrarles alguna foto más adelante) he caído sumergida en una vorágine de trabajo, sepultada bajo papeles y renegando con planillas de Excel.

Algunos cambios por la oficina a los que hay que adaptarse, y esas transiciones son las más difíciles. Se vienen unos meses bravos al parecer, y habrá que organizarse. De todos modos hoy es viernes y la idea es relajar un poco y tomármelo más tranquila, dado que por suerte estamos cerquita del ansiado descanso que proporcionan el sábado y el domingo.

Por eso me tomo un ratito para pasar por este hermoso mundito blogger y dejarles una imagen que tomé en el Parque Independencia. Unas niñas mirando los botes, en una calma contemplación. La veo y me da paz, me hace pensar en que bueno es disfrutar de las cosas sencillas de la vida. Los chorros de agua subiendo, el sol dejando los últimos rayos de la tarde, me parece una escena casi mágica.

Quería dejarles otra de una cúpula iluminada que salió de lo más bonita, pero blogger se empeña en no dejarme subirla. No voy a contradecirlo hoy, la idea es ir fluyendo mientras se pueda.

Buen fin de semana.

jueves, 2 de abril de 2015

Luz negra


 
El domingo pasado participé de un seminario de fotografía en el cual estuvimos trabajando con luz negra. Fue algo muy divertido y que para mi era una novedad. Llegué ahí medio de casualidad porque un amigo de mi novio se enteró del mismo.

Éramos unos veinte participantes y nos dividieron en equipos. Cada uno tenía asignada una modelo y teníamos un rato para ponernos de acuerdo con el concepto a fotografiar y para preparar los materiales. Había una mesa con varias cosas que se podían usar. Desde cartulinas, telas, pulseras de colores que brillaban en la oscuridad, palillos, pajitas, cintas, etc.

Con todo eso preparamos unos accesorios, y una maquilladora se ocupó de dejarla lista para la sesión. Por grupo teníamos media hora para dedicarnos a las tomas, y luego hicimos una puesta en común de algunas fotos de cada uno, las cuales habían sido seleccionadas brevemente un rato antes.

La verdad es que fue una lindísima experiencia, y me llevé unas cuantas fotos a casa. De a poquito estoy editando algunas. Les comparto a ver que les parecen.

¡Que tengan unas bonitas pascuas!


martes, 31 de marzo de 2015

Arlequines IV y V: dos retratos

Paso por acá brevemente para mostrarles mis últimos dibujos. Sigo con la temática de los arlequines. Los que les traigo son dos retratos algo diferentes entre sí pero que siguen mostrando el particular mundo de estos personajes.
Espero que les gusten! ¿Cual les parece más lindo?

jueves, 26 de marzo de 2015

El esqueleto tuneado


Ya les conté que mi hermano hace marionetas a modo de hobbie. Por ejemplo les mostré unas de un leñador en este post.

Hace tiempo que tenía hecho un esqueleto articulado, y se animó a retocarlo un poco para hacerlo más divertido. Inspirado en las típicas calaveras llenas de colores que se ven tanto en Mexico, se puso a pintarle detalles. No quedó ahí, sino que le puso un sombrero, una trompeta y un poncho colorido. Realmente me fascina su creatividad y su paciencia para hacer estas cosas.

¿Les gusta? ¿Verdad que está simpático?



miércoles, 25 de marzo de 2015

Planetario iluminado


Este fin de semana estuvimos de paseo por algunos sitios de Buenos Aires ya que teníamos la visita de un amigo de mi novio que está viviendo en el extranjero desde hace varios años. Con él se conocían desde el jardín de infantes, y hace rato que no se veían.

Cuando se enteró que iba a venir por unos días de visita a la Argentina mi novio se emocionó mucho, y hasta cambiamos los planes de escapada que teníamos para otro fin de semana largo así podían compartir tiempo juntos. Tuve yo oportunidad también de conocerlo y compartir alguna que otra salida.

Uno de los lados a los que fuimos ya que este chico quería sacar fotos era al Planetario. El mismo está ubicado en una zona de parques muy bonita, con un lago artificial lleno de gansos. De noche lo iluminan y se ve realmente lindo. Aproveché que yo también tenía la cámara y tomé un par de fotos. Acá se las muestro, espero que les gusten.

Ahora a empezar la semana, ¡luego de un finde largo cuesta volver a la rutina!