miércoles, 22 de octubre de 2014

Still life

Estoy haciendo un curso de fotografía en donde tenemos cada tanto asignaciones a cumplir. Está bueno porque obliga a dedicarse a ese tema en particular, y así uno aprende.
A veces tocan consignas que son más fáciles. Otras veces nos encontramos con que la tarea es algo que pocas veces hemos hecho, así que se convierte en todo un desafío.
Esta vez la meta era realizar un “still life”. ¿Qué es esto? Algo así como la clásica naturaleza muerta (aunque con un nombre un poco mas fashion). Teníamos que usar solo tres elementos, y hacer la foto con luz natural. La idea era que la escena debía estar arreglada por nosotros, y debíamos ser cuidadosos con la composición y con el fondo (para que no distrajera).

Con esto en mente me puse el sábado a armar mi set. Usando la luz natural del día me instalé en el patio y puse un mantelito sobre una mesa. Empecé a hacer combinaciones de objetos. Al principio fue medio frustrante porque no me gustaba lo que salía.
Quería incluir unas letras en madera que forman la palabra “felicidad”. Primero las combiné con una vela y flores, pero no me convencía. Luego usé un libro para acompañar.
Al final cambié de objetos y compuse con un simpático muñequito rosa que hace rato tengo, con un collar que me gusta bastante y una hebilla que me regalaron.
Terminé conforme con algunas de las fotos, y aquí se las comparto. ¿Les gustan? ¿Son de hacer este tipo de fotografías?




lunes, 20 de octubre de 2014

F de "Farola"


F de “Farola”

 

Hoy es día 20 del mes y toca compartir con ustedes la letra F del juego “de la A a la Z” propuesto por  Miss Lavanda. La consigna es mostrar una foto de propia autoría relacionada con la letra de turno.

Para hoy elegí una sacada en la ciudad de Colonia, en el país vecino Uruguay. Es uno de los típicos farolitos que se ven por la parte antigua de esta bonita ciudad. Este en especial está en una esquina bastante mítica, en la conocida “calle de los suspiros”. Su nombre dicen que puede deberse a varias historias que viven en el imaginario popular. Una de ellas sostiene que los condenados a muerte eran llevados hasta la calle de los “suspiros” para ahogarlos cuando subiera la marea. Otra historia postula que esta calle solía albergar numerosos prostíbulos, y que al transitarla los hombres piropeaban a las prostitutas y suspiraban una y otra vez por ellas.

Sea cual sea su origen, es una calle digna de ver. Ni bien tenga un ratito sigo mostrándoles mas fotos de las que sacamos en nuestra ultima visita a la ciudad.

¡Buena semana!

miércoles, 15 de octubre de 2014

Colonia del Sacramento: algunas fotos

Callecita junto al rio. farolas y bicis le dan encanto
 El fin de semana largo que tuvimos nos permitió hacer una mini escapada, y elegimos “cruzar el charco” (expresión que indica cruzar el Río de la Plata para llegar a nuestro país vecino Uruguay) y visitar Colonia del Sacramento.

Parada obligada para muchos en la heladería
Ya fui varias veces a esa ciudad (esta es la cuarta o quinta vez que voy) y la última vez había sido en 2009 con mi anterior pareja. Había hecho post contándoles de ese viaje, el cual pueden leer cliqueando aquí.

Farola típica junto a la costanera. Una chica disfrutando el día.
Gente paseando por las callecitas de Colonia
Tenía ganas de volver a ver esas callecitas adoquinadas y sus farolitos tan característicos, y se dio la ocasión de hacerlo. Viajamos junto a una pareja amiga y pasamos unos días muy lindos. Saqué muchas fotos, las cuales tengo pendiente de procesar. De a poquito les voy a ir mostrando y contándoles más de paseo, pero les dejo mientras tanto algunas que muestran las calles del barrio antiguo. En ellas hay gente disfrutando de la ciudad, la cual tenía unos cuantos turistas.

farolitos típicos y las banderas Argentina y Uruguaya
Vista del rio. Reflejo de una tarde tranquila.
¿Conocen Colonia del Sacramento?


Callecita de Colonia

jueves, 9 de octubre de 2014

¡Vaya fanatismo! Una auténtica amante de los gatos.

 
El otro día iba caminando por el barrio cuando reparé en algo que me llamó mucho la atención. Simplemente me había encontrado con la casa de una auténtica fanática de los gatos. No voy a decir loca porque es un poco fuerte el término, aunque la verdad es que pareciera bastante patológico (ustedes me dirán que opinan).

La casa tenía todas las paredes de entrada tapizadas de souvenirs y fotos relativas a los gatos. A mi me encantan estos bichitos, pero ya esto creo que es mucho. Algunos por supuesto que eran bastante simpáticos, como el azulejo de los dos gatitos con fondo amarillo, o el de cerámica de color blanco y azul con la inscripción “attenti al gatto”.

Justo tenía conmigo la cámara asi que saqué unas fotos como pude. La reja en la entrada me impedía hacerlo muy bien, por lo que están medio torcidas o inclinadas. Sin embargo creo que se llega a apreciar la singular decoración.

Hasta la puerta de entrada tenía de estos curiosos adornos.

¡Una autentica fanática! ¿Qué les parece? ¿verdad que es muy curioso?


 

lunes, 6 de octubre de 2014

Van naciendo las flores

Pequeños pimpollos rojos

Aca estoy empezando la semana, luego de unos días de bastante lluvia por la ciudad. Cuando uno ve climas así se pregunta dónde está la dichosa primavera, ¿no?

Sin embargo, esta se deja ver de a poquito, y pude comprobarlo en la apertura de los pimpollos de una plantita que me regalaron.

Así llegó a casa, con sus pequeños capullitos sin abrirse
Cuando me la dieron en la oficina (fue un regalito para todas  las chicas, justamente por el inicio de esta estación) tenía unos pequeños pimpollos apenas rosados, pero no me imaginé que iban a abrirse así. Linda sorpresa cuando a los pocos días noté las diminutas florcitas rojas, que son realmente una preciosura. Aquí están alegrando mi cocina.

¡buena semana!




miércoles, 1 de octubre de 2014

Carlos Keen & Lujan


Como les había anticipado, hace unos días tuvimos la oportunidad de ir a conocer Carlos Keen, un pueblito de la Provincia de Buenos Aires, a tan solo 83 km de la Ciudad de Buenos Aires.
Es lindo organizar escapadas, y esta la compartimos con dos parejas amigas. Nos juntamos a media mañana y emprendimos juntos el camino. Llegar allí no nos tomó tanto tiempo considerando que es bastante directo, tomando el Acceso Oeste.
Iglesia
Enseguida al llegar se vislumbra el predio en donde funcionaba la vieja estación de ferrocarril, que es uno de los puntos más importantes del lugar. Mucho verde en una especie de plaza gigante que alberga las vías ya en desuso y el edificio de ladrillo de la estación. Justo enfrente hay una feria de artesanos, la cual estaba bastante concurrida.
Una rica picada al aire libre
Había gente sacando fotos en el lugar, algunos inclusive vimos estaban en plena producción, utilizando pantallas reflectoras, trípodes, etc. Evidentemente es un sitio que varios eligen como fondo para sus producciones. Se entiende el motivo, sabiendo que tiene espacios despejados y el encanto de lo campestre.

callecita del pueblo


estación Carlos Keen


Matecito criollo





 
Caminando unos metros nos encontramos con la centenaria iglesia de San Carlos Borromeo. También de construcción de ladrillo a la vista y con su campanario, es sencilla y a la vez agradable.
gente de la zona
palomas en la ventana
Rodeando la plaza encontramos el recorrido gastronómico con el cual Carlos Keen nos invita. Unas cuantas parrillas y restaurantes varios para elegir. Decidimos uno para almorzar que tenía mesas al aire libre. Tuvimos la visita de varios perritos de la zona que esperanzados buscaban que les diéramos algo. Pedimos un menú que incluía una picada y luego algunos cortes de carne y achuras varias, todo muy rico.
basilica Lujan
Luego del almuerzo dimos una corta caminata por la callecitas del pueblo, y luego emprendimos camino hacia Lujan, una localidad que queda muy cerca. Hace mucho no pasaba por ahí, y encontré la famosa basílica en perfectas condiciones. Realmente estaba todo precioso y bien cuidado. Nos dimos cuenta de que habíamos elegido el fin de semana justo para nuestra escapada, ya que el que le sigue se va a llevar a cabo la tradicional peregrinación a Lujan, y hubiera sido imposible ir por la cantidad de gente que todos los años se junta para eso.
Estatua de angel
macro a una reja
Souvenirs religiosos frente a la iglesia
Mickey Mouse vendiendo globos
Cerca de la basílica se encuentra el río, y junto a su orilla hay sitios en donde uno puede parar a descansar. Habíamos llevado mates y algo rico para compartir, así que pasamos parte de la tarde charlando allí.
basilica de Lujan
Luego llegó la hora de retornar a casa, habiendo pasado un muy bonito día.