jueves, 3 de septiembre de 2015

Una semanita de vacaciones...


Estos días en el trabajo vienen a las corridas, así que sin mucho tiempo para escribir post mas largo, pero como voy a estar ausente quería dejarles por aquí mis saludos.

Tengo una semana de vacaciones (¡muy esperadas realmente!) y nos vamos a Brasil. Unos días de playa y descansar van a venir bien.

Ayer ya armé la valija, hoy toca llevar al michi con mis papás para que lo tengan de inquilino estos días. ¡Y el sábado bien tempranito a subirse al avión!

Hasta la vuelta! ¡Volveré con fotos y anécdotas para contarles.

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Ensayo de obra de teatro: sacando fotos en el evento



El sábado participé de un evento organizado por una escuela de fotografía en el que tuve la oportunidad de presenciar el ensayo de una obra de teatro y sacar fotos.

Estuvo interesante porque para comenzar hubo una improvisada clase con tips para este tipo de situaciones, y luego pudimos usar la cámara con total permiso ya que estábamos todos para lo mismo.

No es nada fácil este tipo de fotos porque la luz suele ser escasa y uno no siempre se encuentra tan cerca del escenario. De hecho, fuimos con una amiga cambiando de ubicación aprovechando que se podía, ya que en algunas teníamos gente delante que se paraba, etc.

 
Estuvieron haciendo prueba de luces y como había varias coreografías los actores interpretaron algunas de ellas. Todas eran de bailes bastante movidos y alegres.

También se podía acceder a un palco y por eso las últimas son desde allá arriba, proporcionando otra perspectiva.
 
Debo decir que la mayoría de las tomas que hice no me gustaron. O estaban medio movidas, o no me decían nada, o la luz no favorecía. Un sinfín de motivos por los que me decepcionaron un poco. Algunas sin embargo siento que puedo rescatar, y son las que les comparto. Tal vez tengo que mirar con mas detenimiento las otras, ver si retocándolas logro que saquen lo mejor de sí. Seguramente con algunas lo logre.

Mientras tanto estas son el recuerdo de esas horas jugando con la cámara.

martes, 1 de septiembre de 2015

Niña con oso


Este dibujo lo hice la semana pasada en clase y estoy muy contenta con el resultado. Creo que salió linda la expresión de la nena. Me han dicho que el osito estaba muy simpático también.

Comienzo septiembre entonces mostrándoles esta obra. Espero que les gusten y que tengan un bonito mes. En este hemisferio es el anuncio de la primavera a llegar, así que de a poquito el aire se va llenando de aroma a flores. Aunque hoy esté frio y haya tenido que volver a los abrigos, se que prontito podremos empezar a disfrutar de temperaturas agradables y días de sol. ¡Celebremos por ello!

lunes, 31 de agosto de 2015

Los libros de Agosto


Se está terminando agosto y es momento apropiado para la reseña de los libros leídos en el mes, proyecto que comencé este año como manera de tener presente las lecturas que iba haciendo, de recomendar o no las mismas.

Este periodo pasaron por mis manos cuatro libros de lo más variados.

 
El beso de la mujer araña, de Manuel Puig.

La segunda novela que leo de este escritor argentino, y me gustó bastante. La historia transcurre en una celda y con la interacción de un preso político llamado Valentín y otro homosexual de nombre Molina. Fue llevada en 1985 al cine y fue literatura prohibida durante la dictadura militar de Argentina en los años 70.

Los dos reos se cuentan películas para ir pasando el tiempo en prisión, y con las mismas van conociendo más sobre su propia vida. Son una vía de escape a la rutina de los días, que los lleva a confraternizar. La amistad se vuelve más estrecha, y entre charlas de ellos uno va adentrándose en una historia de final trágico.

 
La sangre de los inocentes, de Julia Navarro.

Esta novela transcurre en tres momentos separados y bien diferentes de la historia. Tanto que da la impresión de estar leyendo libros diferentes, aunque con un hilo conductor: la crónica que escribe Fray Julián, notario de la inquisición al relatar los enfrentamientos acontecidos a mediados del siglo XIII entre la iglesia y los cátaros. Dicha crónica termina con la frase “algún día, alguien vengará la sangre de los inocentes”, la cual se convierte en un enigma a descifrar en las generaciones que le siguen. Siglos después uno de sus descendientes busca darle una particular interpretación a estas palabras, lo cual lleva a acontecimientos mundiales que amenazan con hacer tambalear a las principales religiones y comenzar una guerra de difícil salida.

Es interesante como para pasar el rato, ya que tiene en sus últimas partes mucho de suspenso y misterio.

 El vórtice, de Hicks, Jerry & Esther.

Este es un libro que me recomendó una compañera de trabajo luego de una linda charla que tuvimos. Tiene que ver con la Ley de Atracción y como esta influye en nuestras vidas, pero más encarado a las relaciones entre las personas. Si bien algunas partes del libro me aburrieron un poquito, hay otras que las encontré interesantes. Está escrito en forma de dialogo y busca desterrar algunos mitos comunes y ayudar a tener plenitud en la forma en que uno se relaciona con otros y consigo mismo.

 
El profesor, de John Katzenbach.

Nuevamente este mes yo con novelas policíacas y de suspenso de este autor.

Esta vez nos cuenta como un profesor retirado se entera que sufre una enfermedad mental degenerativa y decide quitarse la vida. Camino a su casa y con ese propósito se topa con una situación que resulta ser el secuestro de una adolescente. Decide compenetrarse en la búsqueda de la chica, a la cual sus captores hacen participar en un macabro proyecto de torturas y maltratos que trasmiten por internet. Junto con la policía se encargan de resolver el caso, en una carrera contra reloj por la vida de la chica y la suya propia.
 

¿Qué anduvieron leyendo durante agosto?

¿Algo para recomendar?

viernes, 28 de agosto de 2015

Aprender a volar


Al igual que en este post compartido a fines del 2012, ayer escuchaba la hermosa canción de Patricia Sosa titulada “Aprender a volar” y sonreía con la letra y la melodía. Siempre me ha gustado, tiene un mensaje bello y que vale la pena recordar cada tanto. Cuando la escucho siempre siento fuerzas y buenas vibraciones.

Al buscar el videíto en el blog es que volví a releer lo que había puesto ese día. Un momento que lo tengo siempre bien presente porque a pesar de que en ese momento fue una decisión difícil fue sin duda lo mejor que me ha pasado. Ahí me decía que sabía que lo mejor estaba por venir, y ¡que verdad aquella!. Tantas cosas lindas han venido desde ese momento. Hoy agradezco todo lo que llegó, y lo que llegará.

Y ya que estamos les comparto otro genial video de esta cantante, inspirado en el poema de Mario Benedetti “No te rindas”.
 

Que tengan excelente viernes y buen fin de semana.

 

jueves, 27 de agosto de 2015

Sentimientos encontrados


Hay veces en que en la vida se nos presentan sentimientos encontrados. De esos que nos dan mucha alegría por un lado pero algo de tristeza por otro. Hoy me permito escribir sobre esa extraña mezcla que en los últimos meses se me presenta por momentos. Dicen los que saben que “lo que se resiste, persiste”, así que mejor no resistirme a los sentimientos, sino observarlos, dejarlos pasar. Tal vez aprender de ellos. Dicen también que hay que abrazar las propias sombras para iluminarse, así que esa es la idea mía hoy.

Resulta que desde que empezamos la búsqueda del bebé, hace ya unos seis meses, por momentos me encuentro esperanzada y positiva, y en otros pareciera que la impaciencia me quiere agarrar y me tira para abajo. Por  un lado siento que no tengo derecho a ponerme mal, que este tiempo que pasó es realmente poco y normal, que no quiere decir que no vaya a llegar, sino que simplemente tengo que esperar y confiar en que cuando deba ser será. Siento que hay tantas que vienen en esta búsqueda hace años y que realmente está mal que me sienta así. Cada vez que me entero de un nuevo embarazo (y últimamente hay varios cercanos dando vueltas) me entra un poquito esa cosita de “¿y por qué yo no?”. O sea, me pongo contenta pero también me da un poquito de tristeza por lo que todavía no es para mí.

Estos días justamente una compañera del trabajo a la que quiero mucho me contó que habían empezado a buscar con el marido y que tenía un atraso. Ayer se había hecho el análisis de sangre y estaba esperando la respuesta. Y tuve de nuevo ayer esta mezcla extraña, de mucha alegría pero internamente sentir ese no se qué. Y eso me confunde, no quiero sentir eso. Simplemente quiero alegrarme, sin el otro plus. Hoy me confirmó que efectivamente está esperando un bebé. Que con solo quince días de búsqueda lo habían logrado. Y me puse muy contenta, de veras que fue así. Además soy de las pocas que se ha enterado por aquí, lo que es un honor. La felicité y le dije que planeo sincronizarme con ella (he oído que muchas veces las mujeres que están cerca sincronizan su parte hormonal, asi que ¿Por qué no?). Y realmente yo sigo soñando con que llegará para mi también.

Otro tema que tengo dando vueltas es el de cuanto pensar en el asunto. Por un lado se dice que para estas cosas mejor ni pensar, que hay que ocuparse de otras cuestiones y no prestarle tanta atención. Por otro lado creo mucho en la Ley de Atracción y de que uno con la mente y las vibraciones de los pensamientos atrae cosas a su vida. He leído sobre los mapas de deseos, sobre poner bien claro y visible lo que uno quiere, sobre pedir y que se cumple, etc. Y entonces me dan ganas de poner todas mis energías en el tema, de emitir vibraciones positivas, de visualizarlo. Claro que esto hace que cada mes que no se cumple el golpe sea un poquito mayor porque es algo muy presente. Y ahí es donde me encuentro en el dilema de si poner muchas energías en eso o no. Francamente tampoco es que me sea fácil alejar mi mente de este sueño. Dicen que el apego es lo que hace sufrir y es cierto. Y realmente este es un tema que me sale expresarlo por varios lados. Lo hago en mis dibujos, en mis últimos post, en mis oraciones.

Creo en Dios, en el Universo lleno de amor que nos rodea, y se que todo tiene su plan divino, que tengo que tener la paciencia. Trato de ver esta espera como un aprendizaje, de ir abrazando esas sombras cuando quieren surgir. De confiar, en definitiva.

Es gracioso pero desde que leí lo de las plumas y los ángeles las veo por todos lados. Cada vez que veo una me alegro, me siento acompañada. Hoy mientras hacía caminando las diez cuadras entre donde me deja el colectivo y mi trabajo pensaba en todo esto. Sabía que de alguna manera la noticia que ya intuía de mi compañera me iba a movilizar un poco. Me dije que sería lindo encontrar hoy una plumita, y también me reí de mi misma porque era como estar pidiendo señales a cada rato. A los cinco metros de eso vi tres plumas grises, pequeñitas y tiradas en el camino. No pude hacer otra cosa que sonreir, agarrar una de ellas, y seguir confiando.

Otra de estas casualidades es que buscando otra cosa encontré la imagen tan bonita de la niña en el sillón con la que encabezo el post. Entré al blog de dónde provenía y cuando voy a la sección de artes me encuentro con que me recibe este tutorial. Sigo sonriendo.

 

¿Han tenido que lidiar con este tipo de sentimientos encontrados? ¿Qué han hecho al respecto?



martes, 25 de agosto de 2015

Algunas reflexiones

 
Ayer me encontré para tomar un cafecito con una chica que era vecina de mi anterior casa. Es una conocida a la que apreció bastante, y a la que hace mucho no veía. Nunca fuimos lo que se dice amigas, pero siempre tuvimos trato amable y llegamos a compartir algunos momentos como el de ayer.

Hace rato había borrado su cuenta del Facebook y en los últimos dos años casi no tuvimos contacto. Ahora volvió al mundo digital y con eso volvimos a acercarnos y coordinamos para vernos cara a cara y retomar el vínculo.

En la charla me contó que el motivo de su desaparición era que estuvo con algunos problemas de salud y quiso refugiarse más en los íntimos. Gracias a chequeos periódicos de esos que uno debería siempre hacerse detectó a tiempo lo que podría haber sido dos enfermedades bastante graves. Hizo los tratamientos adecuados y ahora está mejor.

Hablamos de lo importante de ocuparse de uno, de usar algunas cosas malas que pasan como modo de valorar otras tantas cosas buenas que tenemos en la vida. Fue una linda tarde de reflexiones, en donde me recordaba que siempre es buen momento para agradecer las muchas bendiciones que tenemos. En pensar que en la vida lo que no te destruye te hace fuerte, y que hay que encarar todo con una sonrisa, buscando el aprendizaje de cada cosa. Ser valiente y lucharla son buenos caminos.

Hoy quería compartirles entonces este mensaje.


Que tengan un buen día.