viernes, 24 de junio de 2016

Pensamientos positivos de viernes

 
Y si, como quien no quiere la cosa estamos de nuevo ante un fin de semana. ¡Qué alegría! Hay que decir que estos días han pasado rápido. Con varias cosas para hacer en el trabajo, con algunas salidas con amigas después.

Como hoy es viernes y ya eso es motivo de celebración, les dejo un par de imágenes con pensamientos positivos y buenas energías. Esas que nos hacen levantar la cabeza y sonreir. Las que nos recuerdan que con perseverancia se llega a las metas, que los milagros existen y no se debe perder la esperanza, las que nos instan a ser felices.

¡Que tengan un gran fin de semana!



miércoles, 22 de junio de 2016

Fin de semana disfrutado

  El fin de semana largo lo he aprovechado, no puedo negarlo.

Días de dormir hasta tarde han sido bienvenidos.

También el solcito agradable de viernes y sábado, ideales para pasear. Ambos días hemos salido a almorzar a lugares abiertos para sentir la calidez de sus rayos.

Hemos ido a un cumpleaños, en el cual no faltaron las risas, las cervezas y unas ricas empanadas.

El domingo ha sido en familia, con el festejo del día del padre. La mesa llena de manjares, y una charla distendida.

Hubo tiempo para la lectura. Terminé el segundo libro de Kate Morton, autora que me está atrapando. ¿La conocen? ¿Leyeron algo de ella?

Su espacio también lo tuvieron las películas y series. El último capítulo de Game of Thrones nos tuvo con expectativa y a los saltos. Con ganas de ver como sigue.


Pude coordinar con una amiga para irle a sacar fotos de maternidad. El lunes tempranito estaba por su casa con mi cámara y otros accesorios. Es el segundo book que hago de esta temática, y han surgido lindas fotografías. La onda de ella y su marido es muy musical, así que incluimos instrumentos también en las tomas. El tocaba la guitarra y le cantaba a la panza, fue muy dulce. Tienen una bella perrita que también estuvo presente en la sesión, con unas poses que son para morir de amor. Ese día a la tarde estuve ya editando algunas. Luego les mostraré algo de esto.

¿Cómo lo han pasado ustedes?



jueves, 16 de junio de 2016

Fin de semana extra largo

 
En Argentina tenemos un feriado extra largo por delante. Una excelente noticia, sobre todo si consideramos que el de mañana es una nueva creación que se suma a los feriados que ya traíamos de antes.

El 17 de junio se pasa ahora a conmemorar al gaucho Martín Miguel de Güemes quien fue un militar y héroe de la liberación nacional. El 20 de junio es el día de la bandera.

Con cuatro días libres hay tiempo para descansar, pasear, ver amigos. Este domingo además acá se celebra el día del padre, así que ya lo tengo reservado para compartirlo en familia.

Muchos planes para el resto de los días no tengo todavía, veremos que va surgiendo.

En algún momento iremos seguramente a conocer al hijo de unos amigos que nació ayer. ¿Se acuerdan de las fotos del book de maternidad que les mostré hace poco? Quien en ese momento estaba en la pancita es el pequeño recién llegado al mundo. Se adelantó un poquito a la fecha que se estimaba, pero tanto él como su mamá están genial, y todos estamos contentos por cómo se han dado las cosas. Con ganas de conocerlo y comenzarlo a malcriar. ¡Para eso están sus tíos políticos!

Al parecer el clima va a estar bastante bien, así que espero poder pasear un poco también.

¿Qué planes tienen ustedes?


martes, 14 de junio de 2016

Los cinco principios del reiki


El domingo fui a un seminario de Reiki nivel uno. Es la iniciación a esta técnica, la cual debo decir que no sabía mucho de que iba. Pero como me interesa lo que tiene que ver con las energías, y sobre todo la posibilidad de sentirse bien con eso, me anoté.

Fue una jornada muy interesante. También fue larga, de casi doce horas. Terminé agotada, pero con ganas de seguir aprendiendo un poco más de tema. Eramos seis alumnos, y la maestra reiki nos dio bastante de teoría pero también de práctica.

 

¿Qué es Reiki? Reiki es la fuerza de la vida inherente en todos los seres, conscientes o inconscientes. Afecta a todos y a todo. En consecuencia, cualquiera puede aprender cómo dirigir la energía conscientemente.

 

Me gustó ya que busca mejorar cuerpo y alma.

Hoy quiero compartirles por acá lo que son los cinco principios del reiki, y que me parecieron útiles para la vida. Estos son:

 

Kyo dake wa Solo por hoy
Ikaru-na No te enojes
Shinpai suna No te preocupes
Kansha shite Se agradecido
Gyo-o hage me Trabaja duro
Hito ni shinsetsu ni Se amable con los demás

 

La idea es tomarse un rato cada día para meditar con las manos juntas, y repetir los principios en su idioma original a forma de plegaria, ya que funcionarían como un mantra, siendo beneficiosos en sus vibraciones.

Creo que tenerlos en cuenta es bueno, ya que plantea que cada día nos propongamos no enojarnos, no preocuparnos, agradecer, ser amables. Todas cosas que nos ayudan a estar bien nosotros y tener un entorno también más tranquilo.

 

¿Les gustaron?

¿Alguno practica reiki?

jueves, 9 de junio de 2016

Cinco cosas que me han hecho feliz esta semana (XXVI)


Como no quería que pasara mucho tiempo entre el último post de esta serie y el siguiente, hoy vengo nuevamente con “Cinco cosas que me han hecho feliz esta semana”.

Así simples como llegan a mi mente se las comparto.
 

* Sigue tomando forma mi proyecto fotográfico. Ya tengo un nombre, ya estuve diseñando un logo. Ayer comencé a firmar algunas de mis fotos con esta marca de agua, como para tenerlas preparadas cuando decida armar una página de Facebook y en las otras redes sociales. Es todo muy nuevo para mí, así que estoy todavía investigando un poco el tema. Pretendo ir ampliando el porfolio, tener más para mostrar. Todo esto lleva tiempo, es increíble cuánto. Pero nadie me apura. Sigue siendo un hobbie para mí, así que aunque quiera profesionalizarlo un poco más puedo hacerlo a mi ritmo, con tranquilidad. Ya veremos que surge de todo esto. Cualquier camino de todos modos comienza con unos primeros pasos.

 

* Siguiendo la recomendación de otro blog he dado con una escritora que no conocía, y estoy disfrutando la lectura de uno de sus libros. Es Kate Morton, y el que me está entreteniendo ahora es “La casa de Riverton”. No me falta tanto para terminarlo, y seguramente siga con alguna otra obra de esta autora.

 
* Otra amiga me ha confirmado su reciente embarazo. Linda noticia puesto que ella lo venía buscando desde hace algunos meses. Ya le dije que le guardo turno para el book fotográfico de maternidad, el cual aceptó gustosa.

 

* Hemos compartido cena en familia yendo a conocer un restaurante estilo español de la ciudad llamado “La gran taberna”. Todo un clásico, pero que no conocía. No es precisamente barato, pero se come muy bien. La cantidad de platos es abundante, hay tantas opciones para elegir que uno no sabe ni por dónde empezar. Éramos seis y decidimos probar algo típico. Una entrada de tortilla española y rabas, y luego compartimos una paella. Era tanto que sobró la mitad, la cual nos la llevamos. Pidieron igual postre, y aunque hambre no tenía probé unas cucharas de crema catalana.  ¡Recomendable! Eso sí, procuren comer liviano el resto del día. No apto para dietas.

 
* Estamos jugando al prode en el trabajo. Lo organizaron en la oficina con la Copa Centenario. Hay premios para los tres primeros ganadores. Si bien somos por lo menos 100 incriptos estoy en el segundo puesto (supe estar liderando el podio, pero hoy me destronaron). Si bien falta mucho y puedo descender, es divertido hoy estar ahí. Todo de suerte, no se crean que se mucho de futbol. Mis pronósticos han sido puestos por mi al azar.

 
¿Y ustedes como están? ¿Qué motivos de felicidad han tenido estos días?

martes, 7 de junio de 2016

Algunos retratos en blanco y negro.

 

Estos días me los pasé editando fotos.

Por un lado unos retratos que saqué en el taller de iluminación el viernes pasado. Son de canje, a la chica le servía tener fotografías para promoverse, a nosotros para practicar.

Edité más de 100 fotos, y estoy bastante conforme con los resultados. Probamos varios esquemas, y al ser solo tres alumnos tuvimos todos chance de disparar con nuestras cámaras con comodidad.

Acá les dejo algunas que escogí pasar a blanco y negro. Son primeros planos, un encuadre que me gusta bastante. Claro que también tengo a color y en otras proporciones, pero hoy estoy monocromática.
Las primeras sobre fondo blanco son más etéreas, más frescas. En las otras con fondo oscuro buscamos sacar un lado más rudo, con más fuerza.
¿Qué les parecen?

El sábado participé de otro taller, esta vez uno relacionado con la temática infantil. Fue muy lindo, muy interesante. Acá se hacía más difícil sacar fotos ya que éramos quince. Así que algunas tomas hice, aunque tal vez no eran desde el ángulo más adecuado o a la distancia que me hubiera gustado. Poco he trabajado de esas fotografías, no ha habido tiempo para todo.

Para estas últimas contamos con unos modelitos de lujo. Tan bonitos los chiquitos, fue un placer aprender retratando su dulzura e inocencia.

He retomado el contacto con mi cámara últimamente. Ando entusiasmada. Tanto es así que en breve voy a realizar otro book de maternidad para otra amiga. Voy juntando con esto experiencia, haciéndome de alguna manera un porfolio.

Me están convenciendo de crearme una página especial para esto, un sitio que pueda mostrar y del cual me puedan elegir para plasmar sus recuerdos. La idea ya está en mi cabeza, estoy pensando nombres para el proyecto. Todavía es solo eso, pero tal vez sea un puntapié inicial. No me veo abandonando mi carrera, ni mi trabajo de oficina. Pero quien sabe este que es hoy mi hobbie pueda generar algún ingreso extra en el futuro. Por ahora puedo asegurar que si me da satisfacciones, y que me produce ganas de seguir practicando y aprendiendo.

jueves, 2 de junio de 2016

Dar y recibir


Ayer estaba en un día en que me sentía medio triste. Últimamente me pasa en cierto momento del mes, o mejor dicho del ciclo, cuando la evidencia me indica que los sueños se siguen postergando y tengo que llenarme de paciencia y confianza en que todo llega.

De todos modos, el post de hoy no vengo a hablar de esto. De hecho, es una entrada de alegría y optimismo, de encontrarse. Las primeras líneas son nada más una introducción a como un día que puede haber empezado con ese estado de ánimo cambió a otro mucho más luminoso tan solo de una charla profunda con una amiga. Una charla en la que yo supuestamente la estaba ayudando escuchándola y dándole consejos ante una situación de vida complicada que está viviendo. Pero así como yo la ayudé a ella, también lo hice conmigo misma. Es así, un dar y recibir al mismo tiempo. Recordándole cosas que si bien para mí son una forma de ver la vida también por momentos me las olvido, me las recordé a mí misma.

Ella me hablaba de algunas ideas que le habían marcado en una sesión de terapia. De cómo necesitaba cambiar algunas actitudes, de cómo estaba muy enojada con la vida y debía cambiar la forma de ver las cosas, aceptar otras, dejar ir temas a los que se aferraba. En fin, evolucionar, aprender, crecer, darse cuenta, ser consiente.

Estuvimos hablando casi cuatro horas sin parar, en esas charlas que desnudan el alma y sacan lo mejor de cada uno. Esas en las que por momentos uno se emociona y los ojos se enrojecen un poco porque se tocan temas difíciles. Pero también de las que uno sale fortalecido, porque como he leído una vez “hay que abrazar las propias sombras como paso para iluminarse”.

Y así como le iba dando ideas y consejos para estar bien, en la medida en que le iba dando tips que a mí me servían, yo me fui sintiendo llena de luz. Así como le iba recomendando mantras, así como le decía de ejercicios para ver todas las cosas lindas de la vida por las que uno tenía que agradecer, mi corazón se llenaba de amor.

La estaba ayudando a ella, pero también fue una experiencia maravillosa para mi.

Le hablaba de visualizar lo que quería, y me emocionaba al hacerlo. Le indicaba como cuando uno tiene una meta debe verla clara, debe sentirla cerca, darle forma con el pensamiento. Debe llenarse de sentimiento, percibirla, darla como un hecho.

Le hablé de escribir todos los días tres cosas por las que agradecer. Cosas pequeñas o grandes. No importa realmente, porque pueden ser sencillas, pero sin embargo tan maravillosas. Y empecé a enumerarle. Y me salían sin parar todo tipo de ideas. Simples, mágicas. Desde disfrutar de un café con algo rico, escuchar la lluvia desde la ventana, que el viaje al trabajo haya sido fluido, haber terminado un buen libro, juntarse con una amiga, disfrutar de los juegos con un animalito, haber escuchado una linda canción,  estar emocionado con un hobbie, haber hecho algo lindo por alguien, haber reído, tomar una ducha relajante, cocinar algo que nos guste, salir a caminar, sentir el sol en el rostro, ver las flores que se abren, disfrutar los colores del otoño, etc.

Me decía ella como veía los días domingo como una tortura, como se deprimía invariablemente y que se ponía mal tal vez anticipándose a lo que tenía que afrontar en la semana. Le di  ideas sobre cómo convertirlos en días mágicos. Actividades diferentes, un montón de opciones para que los viva como algo especial. Porque así deberían ser, porque uno debería vivir con alegría, ese día y todos los demás.

Le hablé de la carta de los deseos.

Hablamos de proyectos. De animarse. De dar pasos. De seguir el camino, de permitirse confiar, de ilusionarse. De amistad, de perdones, de amor. De hijos, de padres. De vida y de muerte (porque esta es parte de la vida, nos gusté o no), de espiritualidad, de las múltiples manifestaciones de Dios. De cómo no estamos solos, de almas que trascienden. De comprensiones. De aceptar, de dejar ir. De soltar, de fluir. De meditaciones, respiraciones, oraciones, dar gracias, el poder curativo de un buen llanto, la magia de una buena risa.

En fin, salí de allí sintiendo mi alma tranquila. ¡Habiendo reafirmado y recordado tantas cosas!

Como nada es casualidad, si alguno que me lee siente que algo de lo que acá escribí le tocó o fue grato recordar, pues bienvenido sea.

La vida es hermosa, no importan las cosas contra las que tengamos que lidiar. Si están ahí es porque necesitamos aprender de ellas. Sepamos aprovechar la experiencia, confiar. Agradezcamos siempre.

Que tengan un hermoso día.