lunes, 22 de octubre de 2018

Paseando por el centro de Lima

Durante nuestro segundo día en Lima fuimos a conocer el centro histórico. Teníamos contratado un city tour,  que nos dio un paseo por los sitios más emblemáticos.

Plaza San Martín
Para llegar allí tuvimos un ratito de viaje en el bus, y aprovechamos a aprender más sobre la ciudad. La guía nos explicó por ejemplo la diferencia entre los diferentes barrios por los que pasábamos, nos dio datos sobre el clima (nos habló de las casi inexistentes lluvias y el continuo cielo gris), sobre la comida (supimos del “Chifa”, una mezcla de comida china pero con ingredientes peruanos), y otros datos curiosos.
Ya desde arriba del bus vimos también algunas construcciones imponentes, y parques lindos para conocer.

La primera parada la hicimos en plaza San Martín, inaugurada con motivo del centenario de la independencia de Perú, y que cuenta justamente con una estatua ecuestre del General José de San Martín.



Luego fuimos a la Plaza Mayor, que es un sitio muy bonito y está rodeado por edificios emblemáticos. Está rodeada por el Palacio de Gobierno, la Municipalidad, el Palacio Arzobispal, y la Catedral de Lima.
Plaza Mayor


Ese día no se podía entrar a la plaza porque había policías custodiando ya que más tarde estaba prevista una manifestación. Al parecer una protesta contra la corrupción. Nos sentimos como en casa.

Hay que destacar la limpieza de la zona, y que había personal cuidando y haciendo mantenimiento del pasto y las flores.






Callecitas del centro
Dimos una caminata por la zona con el grupo. Nos llevaron al museo del cacao, una tienda típica donde hacer algunas compras, y luego al convento de San Francisco.
Tiendas de artesanías.
Me traje una llama para casa
Convento de San Francisco
Con el tour entramos al convento. Un sitio lindo de ver. La fachada es de estilo barroco. Una vez dentro no se pueden sacar fotos. Hay mucho para contemplar. Pasamos primero por un vestíbulo con techos de madera y azulejos, adornado con cuadros de santos.

Recorrimos también un poquito de las catacumbas.


Nuevamente en la Plaza Mayor
Allí ya nos separamos del tour, ya que decidimos quedarnos por el centro para conocer los parques por los que habíamos pasado anteriormente y que habíamos visto desde arriba del bus.

Uno de ellos fue el Parque de la Exposición. Allí además se encuentran el museo de arte y el museo italiano. Disfrutamos de caminar por ahí, y también de descansar un poco en sus bancos.
Parque de la exposición
La embajada argentina!!! ♥
Luego de tanto callejear por ahí terminamos bastante cansados, así que cenamos temprano porque al día siguiente tocaba madrugón. Había que ir hacia el aeropuerto, nos esperaba el vuelo hacia Cusco.

¿Qué les pareció la recorrida por Lima?

jueves, 18 de octubre de 2018

Maravilloso circuito de fuentes en Lima

 Para dar un cierre a nuestro primer día en Lima (que fue bien intenso, como habrán podido ver en los post anteriores) fuimos al Parque de la Reserva, para ver lo que se llama “Circuito mágico del agua”. El lugar es maravilloso, y cuenta con trece fuentes cibernéticas, donde se mezclan la música, el agua, el sonido y luces láser.
Aquí queda bien usada la frase de “me quito el sombrero”, porque hay que reconocer que es un espectáculo fantástico y que sorprende.


Les dejo link a la página, ya que si tienen oportunidad de ir a Perú se los recomiendo realmente:

En este post yo les dejo algunas fotos que saqué ahí, pero todas fueron con celular y de noche, así que sepan disculpar la calidad. Son más bien un recuerdo mio de lo vivido allí, en la página oficial van a tener mejores imágenes.

Para llegar allí fuimos en el Metropolitano, que es un bus que tiene su carril exclusivo dentro de la autopista, así que fue bien rápido. Me gustó el sistema, algo diferente a lo que se puede ver por Buenos Aires. Claro que nosotros no viajamos en horario pico, ahí si pudimos comprobar que se juntan grandes aglomeraciones de gente. Pero nosotros no tuvimos problemas y utilizamos allí una tarjeta de recarga que gentilmente nos prestó el señor de la recepción del hotel.

Volviendo al parque, este abre justamente de noche, y es muy visitado. Hay que abonar una pequeña entrada, pero bien lo vale.

El lugar es muy grande, y cuenta con el Record Guinness al Complejo de fuentes de agua más grande del mundo en un parque público, y la fuente de agua con un géiser de 80 metros de alto.

Algunas fuentes son simplemente para mirar, pero hay otras con las que se puede interactuar. Nosotros no íbamos preparados para ello, pero descubrimos que hay vestuarios en donde uno puede cambiarse, porque claro que luego del juego con el agua uno queda bien mojado.

Por ejemplo, había una fuente para los niños, en donde del piso iban saliendo chorros en diferentes intervalos e intensidades. Para los adultos había otra similar. Me pareció muy divertido.

El espectáculo principal lo daban en la Fuente de la Fantasía. Tiene tres horarios durante la noche. Es un evento precioso. Además de lo que uno puede esperar de un show con agua, con luces y sonidos, se le sumaban proyecciones de imágenes, laser de colores. En fin, algo espectacular y que dejaba con la boca abierta.

Además en el parque hay una zona con juegos de feria para los niños, y puestos de comida. Nosotros escogimos cenar en uno de los puestos que se encontraban a la salida. Algo típico, no precisamente con mucho glamour, pero estuvo bien.
Con eso si ya cerrábamos el primer día de paseos. Listos para descansar, que al día siguiente nos tocaba city tour en el centro histórico.

¿Qué les pareció el circuito mágico del agua?