martes, 14 de noviembre de 2017

En Brujas hay muchas cosas ricas

 En los dos post anteriores les estuve paseando un poco por la ciudad de Brujas. Se destacaban los canales y las construcciones antiguas.
Les hablé de las chocolaterías de la zona pero no les mostré fotos, y aquí pretendo traerles un poquito de las exquisiteces que allí pueden encontrarse.
Aca también había macarons. Y nos los probamos...
Confieso que se me iban los ojos ante los escaparates. Es que todo era tentador, vistoso, con una pinta bárbara. Y no solo parecía rico sino que había cosas que eran una obra de arte en si misma. 



Que pinta!
 Como se imaginaran paramos en una chocolatería y compramos una bolsita de bombones variados.  ¡Estaban buenísimos!
De souvenir nos llevamos un par de cajitas más para compartir a nuestro regreso. Una incluía varios chocolates cuadrados que tenían envoltorios de diferentes colores y formaban un degradé de lo más bonito. Cada uno con un gusto diferente. Con esos convidamos a la familia una vez en Buenos Aires. Todos contentos con el regalito.
 
No me digan que no es tentador...



No todo es comida...


Son preciosos los diseños.. y todo en chocolate!

Estas me parecieron bonitas. Lástima el reflejo de la foto
 Otra de la especialidad de esta ciudad Belga es la cerveza. Por supuesto que cuando fuimos a cenar a la noche nos pedimos una cada uno para probar. Además acompañamos con otra comida típica, que son unos baldes con mejillones que vienen cocinados en diferentes salsas. Esto era la primera vez que lo comía servido de esa forma, y hay que decir que me gustó.
Cervecita
Nuestra cena
 Y con esto nos despedimos de esta ciudad pequeña pero encantadora. Es altamente probable que les haya despertado el antojo de chocolate con estas imágenes.
¿Quién se tentó con el post?

El próximo relato viajero tendrá como destino la ciudad de Amsterdam. 

5 comentarios:

  1. Te cuento que vi tus post anteriores junto con éste y no paré de suspirar! Se ve que es una ciudad soñada, salida de un cuento!Tomo nota para la lista de lugares que sí o sí hay que visitar. Ah!! Por supuesto que me hiciste dar ganas de comer chocolate, jajaja!! Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Leí el post en el autobús, yendo a casa a comer y por poco me trago el móvil. Jajajaja. Esto no se hace... Es otro de los motivos por los que quiero ir a Brujas. Jajajaja.
    Ayyy, Amsterdam, otro de mis pendientes. Quedo a la espera de que nos cuentes cositas para seguir envidiándote. Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Estrellita, había decidido ponerme a dieta pero hoy me la he saltado, que delicia, todo tiene una pinta estupenda. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Sigues trayendo a mi memoria bellos recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Por ahi vi un chocolate sin azúcar especial para diabéticos! Eso me consoló un poco ante la vista de esas apetitosas fotos.
    La pastelería y chocolatería en Bélgica son una delicia! Tienen fama.
    Abrazos

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!