viernes, 15 de febrero de 2013

Cerro Lopez


El segundo y el tercer día del viaje nos lo pasamos en el Cerro Lopez. Les doy primero algunos datos de interés para quien no conozca:

Es una montaña a cuyos pies se encuentra el pueblo de Colonia Suiza hacia el este, y los lagos Moreno y Nahuel Huapi hacia el norte y noroeste respectivamente. Ubicado a 25 km de Bariloche, y con una altura de 2.075 mts sobre el nivel del mar. Cerca de la cima, a los 1.620 mts se encuentra el Refugio Lopez, al que se llega a través de un camino que faldea el cerro (accesible para autos) o por un sendero (“picada”).

Ahora sí, paso a contarles de esta bonita experiencia. Iniciamos el ascenso pasado el mediodía (previamente habíamos estado chapoteando junto al lago Moreno), con destino al refugio, en donde pasamos la noche. Tomamos para llegar el camino de la picada, el cual es más empinado pero más corto que el de autos. En medio de la subida uno se encuentra con un parador en donde se puede tomar o comer algo. Es un lindo lugar, con una vista magnifica. Entre todos compartimos unos jugos de frambuesa (mi favorito) y de sauco, las cuales son típicas de la zona. Riquísimos y que llenaban de energía para seguir con el trekking.

A lo largo del camino hay poca agua, por lo que se hizo esencial subir con botellitas cargadas de este refrescante líquido. Hay trechos con sombra, pero también otros tantos con sol, en los que un sombrero se vuelve un buen aliado. Al ser un grupo grande íbamos a ritmos diferentes. Mi paso es bastante rápido, así que fui de las primeras en llegar. Para cuando llegamos ya estaba empezando a caer el sol, así que fue muy grato tomar un chocolate caliente ahí. La tacita de ese elixir mientras miraba las montañas y lagos desde lo alto fue un verdadero placer.

El refugio cuenta con un comedor en donde hay unas cuantas mesas de madera. Con el grupo nos pusimos a jugar a las cartas, juegos como el “chancho” y el “jodete” fueron divertidísimos por la cantidad que éramos. Un verdadero despelote, con las cartas volando, las trampas alevosas, y risas a montones.

Un grupo de encargó de preparar la cena para todos: polenta con tuco. Ya les dije que en la montaña todo sabe genial, ¿no? pues así es, una simple polenta era un manjar.

Una experiencia fantástica que viví aquí es ver la salida de la luna llena en el cielo. Alguno dirá: ¿Qué tiene de especial ver cómo sale la luna? Mi respuesta es que tiene todo de especial, fue un momento mágico. Fuera del refugio hay una especie de terraza en la que estábamos todos charlando y preparándonos para ver este suceso. De a poquito comenzó a salir, y estábamos todos a las risas y murmullos cuando de repente se hizo el silencio. Nos quedamos al unísono callados observando este acto tan cotidiano pero tan único. Cada uno en sus pensamientos, viviendo el momento. No les miento si les digo que estuvo lleno de magia, que ver como la luna asomaba hasta estar en lo alto fue algo supremo. Un instante de encuentro conmigo misma, con el universo.

Más tarde vivimos con parte del grupo otro momento muy especial. Ya era bien de noche, y nos alejamos con linternas un poquito del refugio. No demasiado, a unas rocas allí cercanas. Las apagamos y dejamos que las estrellas y la luna nos iluminaran. Hicimos silencio y desde un reproductor que uno de los chicos había llevado sonó la canción “Bicho de ciudad” del grupo “Los piojos”. Todos de nuevo en silencio, simplemente disfrutando de ese momento (tan lleno de magia como lo fue la salida de la luna).

Finalmente ya nos fuimos a dormir. El dormitorio es una habitación común con camas cuchetas. Me fue casi imposible conciliar el sueño, porque había una serenata de ronquidos. ¡Realmente sonoros y fuertes!

A la mañana bien temprano parte del grupo nos levantamos para subir un poco más y llegar a “la hoya” del Lopez. Eran las seis y media de la mañana, yo casi sin dormir, pero igual llena de energía (¡estos paisajes y estas experiencias traen esas pilas!). Subimos entonces por un camino en donde predominaba la piedra, y finalmente llegamos al lugar. Debo decirles que yo estuve ahí hace varios años y estaba llenísimo de nieve. Este año sin embargo poco había quedado, solo algunos manchones aislados. No impidió igual el que nos pusiéramos a jugar como niños ahí. Guerra de nieve, patinaje, fotos haciendo piruetas. Todo muy lindo, disfrutamos un montón.

Para cuando bajamos de ahí ya el resto del grupo estaba preparado para el descenso, así que recogimos las cosas y nos pusimos en marcha (o mejor dicho, continuamos la marcha). Tomamos esta vez el camino de autos, que es menos empinado asi que fue una caminata más tranquila. Durante todo el recorrido uno puede ver los maravillosos lagos, es una vista hermosa.

Llegamos al hospedaje y luego de darnos una buena ducha para sacarnos las toneladas de tierra que llevábamos encima, agarramos los bolsos y nos subimos al micro que nos trasladaría a El Bolsón, próxima parada en este recorrido.

(continuará..)

41 comentarios:

  1. Precioso, me encantan las marchas, el silencio de algunos momentos donde solo escuchar tu respiración y ves que llevas un buen ritmo, que te sientes genial, que llegar a la cima. Y esos gratos momentos todos juntos. Me encanto lo de ver salir la luna. Sabes a mi lo que más me gusta? ver como se va el sol, me pierde ese momento, esa luz.
    Por cierto preciosa canción.
    Besos Estela, aquí me tienes enganchada como a una telenovela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo generar ese enganche con la cronica del viaje!! Para mi es muy placentero contarles..
      Las puestas del sol son geniales, tal como lo ha sido la salida de la luna. Son momentos hermosos..
      beso

      Eliminar
  2. Bonito, bonito, bonito, maravilloso, no puedo decir más, amiga tu viaje es realmente maravilloso
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ♥ que linda!! si, asi ha sido!! maravilloso!

      Eliminar
  3. Hola Estela!Me engancho recién en tu viaje,lo contás tan lindo!es que realmente te debés quedar corta porque esos lugares deben ser un sueño,ya se ven las fotos...lo que contás de las estrellas me parece estar viéndolo...Gracias x compartirlo,dan ganas,de verdad de visitar ese lugar...Un beso y felíz paseo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! si, no alcanzan las palabras para contar ciertos momentos. Hay lugares que deben ser vividos, instantes que se deben disfrutar. Igual hago mi mejor intento de trasmitirles esas sensaciones, de mostrarles esos paisajes.. Un hermoso viaje!
      beso

      Eliminar
  4. Madre mía!! que bonito es todo!!! me tengo que poner al día de tu viaje!!

    Pero no pares!!!!!!!!!!

    Moaggssff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, a que esperas? ja.ja..
      Ya sigo, ya sigo!!
      beso

      Eliminar
  5. Menudas imágenes, para desconectar aunque sea con la vista ;)

    ResponderEliminar
  6. Caramba en las fotos se puede ver que las vistas son espectaculares. Sí, algo tan cotidiano como ver aparecer la luna o la salida del sol pueden convertirse en algo mágico.

    Seguimos escuchándote.
    Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente son unas vistas hermosas.. imponente el paisaje, y todo lo vivido alli!
      buen finde!

      Eliminar
  7. Qué lindo que la pasen así, Estela, creo que esos momentos donde uno no sólo se encuentra con la naturaleza sino que se ENCUENTRA son los más lindos de todos los viajes que podamos hacer. Para eso existen creo yo. Más allá de toda la tecnología, de toda la frivolidad y de todo lo externo, lo interno se mueve sólo con ciertas cosas.

    Voy a leer la próxima entrega viajera, me copé.

    ¡Beso grande, grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hay momentos de profunda conexión con uno mismo y con el entorno.. y en los viajes uno muchas veces tiene la oportunidad de vivir algo asi..
      beso! buen finde

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Que bonito todo!! Las imagenes son espectaculares!! No sabría decirte cual me gusta más.
    Lo de la luna me encantó. Tienes razón en que son momentos llenos de magia.
    Y ahora que?? Te dejaron dormir los ronquidos la otra noche? Fue aun mas bonito que este dia?? Cueeentaaaa!!!
    Besotes guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fueron dos dias muy bonitos! Esa noche en el refugio fue poco lo que dormi, los ronquidos de todos no me dejaban! Realmente era demasiado sonoro y fuerte!
      Los que siguieron fueron dias muy lindos, ya les iré contando,..
      beso

      Eliminar
  10. Me quedé en silencio imaginando el momento de la salida de la luna...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que nos pasó a todos.. fue hermoso!

      Eliminar
  11. Eres toda una aventurera, y lo pasas bien, a mi no me gusta viajar en grupo, al tiempo que envidio (sanamente) a quien sí que es capaz de disfurtarlo, si el grupo es bueno acaba de enriquecer el viaje, que en cualquier caso parece magnífico. Me alegro de tu disfrute

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustó mucho la experiencia de compartir este viaje con el grupo. Supongo que porque era toda gente joven con buena onda, asi que lo pasamos bien y no hubo problemas. Fueron unas vacaciones bien aprovechadas.
      beso

      Eliminar
  12. Es linda la Argentina!!! Hablando de la comida, es cierto, no es lo mismo comer en tu casa una polenta con tuco, que en un lugar asi. Disfrutas , le sentis sabor a la comida. No necesitas que te sirvan un manjar, cualquier comida es un manjar. Las fotos hermosas! aqui seguire esperando tu proxima entrega de este divino viaje.
    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si, uno disfruta mas cada sabor, asi como esos instantes como atardeceres, amaneceres, etc.. Es lindo poder tener tiempo para prestarle atención a todo ello.
      Es un pais hermoso..
      beso

      Eliminar
  13. Me alegro que estés disfrutando tantísimo...
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  14. Qué linda experiencia, debe ser emocionante ese momento donde te sentís tan chiquitita. Besito!

    ResponderEliminar
  15. Estela me alegro que hayas disfrutado de tus vacaciones...los parajes preciosos...y que buen ambiente con el grupo...
    Entiendo lo que dices de la luna, a mi me encanta ese momento...y ademas en ese paisaje debe ser una experiencia preciosa...
    Espero la siguiente crónica...
    un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una hermosa experiencia.. mucha magia!

      Eliminar
  16. Estela!!! vengo leyendo de a dos! que divino relato y experiencia!! hace unos años hice la subida al refugio frey, en el catedral... una experiencia divina (y agotadora por cierto), pero muy satisfactorio.... no te lo olvidas mas! divinas las fotos, beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, son experiencias que a una le quedan gravadas.. muy buenas y divertidas!

      Eliminar
  17. Que lugares espectacularmente hermosos!

    ResponderEliminar
  18. es que las estrellas lejos de la ciudad, son 10 veces más lindas! y mas en ese entorno donde estuviste! que lindo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro.. en un espacio asi las podes ver realmente.. la ciudad te las cubre con sus luces y smog..
      beso

      Eliminar
  19. Por lo que veo, el viaje ha estado muy bien, sobre todo por ese plan de Instituto que me llevabas. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja.ja.. si, eso fue bien divertido! debo admitir que fue genial!

      Eliminar
  20. Habias sido piojosa!! mira vo!!! jaaaaaaaaaaaa lindo momento me imagino!!!!!!!!! con un juguito de frambuesas!! una geisha!!!!!!!! besos mil!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja.ja.. Estuvo genial ese momento, fue lo mas!!!
      Muy buena banda Los Piojos.. y estos dias los ando escuchando bastante!
      beso

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!