viernes, 29 de abril de 2016

La ciudad de Panamá: impresiones generales y resumen de unos lindos días por allí


 
Antes de comenzar a contarles de la parte playera del viaje, acá un resumen de mis impresiones sobre la ciudad de Panamá, ya que en los post anteriores fui mostrándoles diferentes aspectos.

Es un sitio que me gustó mucho, y en el cual me hubiera gustado tener más tiempo para recorrer. A pesar de que hicimos de todo (realmente lo aprovechamos al máximo) fueron dos días y medio nomás allí.

Antes de ir para allá, los comentarios de conocidos sobre la ciudad eran diversos. Todos coincidían en que la zona de playas del país era un paraíso, pero sobre la parte urbana algunos expresaban que no les había parecido la gran cosa.

A mí en cambio me pareció un sitio muy agradable para conocer, con mucho potencial. Supongo que el hecho de haber contado con la guía de una lugareña que se ocupó de hacernos recorrer de la manera en que lo hicimos ayudó a que nos encantara.

La parte moderna tiene su lado impactante. Son altos rascacielos y una vista preciosa del mar a su costado. Las calles son algo desordenadas, curvas,  y no tienen veredas muy aptas para caminar. Está más preparada para el tránsito vehicular (aunque hay horarios pico en que este se complica bastante).

La parte antigua es de lo más pintoresca. Sus casitas antiguas, sus paseos al lado del océano, su feria de artesanías, lugares para tomar algo. Me pareció muy lindo realmente. Me hubiera gustado recorrerla con más tiempo.

El Canal de Panamá es de esos sitios que también valen la pena. Por la obra de ingeniería impactante que es, y por su historia.

Aunque no hice post al respecto porque tengo pocas fotos ahí sacadas, hemos visitado también un museo muy interesante llamado “de la Biodiversidad”. El edificio es moderno y colorido (su techo está conformado por paneles de diversos colores, distinguible fácilmente de todos lados). Allí hay exhibición de lo que es la flora y la fauna del país, con un recorrido virtual sobre la formación de Panamá. Al ser de lo último del continente en emerger, fue lo que posibilitó lo que se llama “el gran intercambio”, que es ni más ni menos que el cruce de las especies animales de América del Norte hacia el sur, y viceversa. O sea, de que la vida sea como hoy la conocemos. También se dice que esta unión ha influido en las mareas y las temperaturas de los océanos. En fin, un montón de cosas interesantes.

La parte de las ruinas de la ciudad vieja también tiene lo suyo. La cinta costera y la Calzada de Amador muy bonitas y cuidadas, ideales para caminar.

El Valle de Antón ciertamente me gustó, y fue un ambiente muy diferente pero sin haber hecho tantos kilómetros realmente. Sin embargo daba la sensación de estar en otro lugar bien distante gracias a la presencia de los cerros.

Tiene también la ciudad un atractivo para quienes gustan ir de compras. Nosotros no disponíamos de tiempo, pero hay varios shoppings grandes y con muchas marcas de renombre. Con precios tal vez un poco más accesibles que en Argentina, sobre todo en lo que es electrónica. Nosotros compramos una Tablet a la mitad de lo que aquí se la consigue, y un modelo que aquí ni ha llegado. Claro que eso habla más que nada de lo caro y los atrasos que tenemos en nuestro país para ciertos productos, aunque eso es otro tema.

El hotel en donde nos hospedamos era muy bonito y céntrico. Bastante más lujoso que lo que estamos acostumbrados, pero era la luna de miel así que lo merecíamos, ¿no? La realidad es que fue el que nos ofrecieron en el paquete, y realmente nos sentimos muy bien atendidos allí. Los desayunos bien completos y variados, había de todo para elegir.

El clima siempre soleado y caluroso. A mí me encanta el verano así que lo disfruté. Por momentos demasiado calor, pero francamente lo prefiero al contraste de lo que estamos viviendo ahora en Buenos Aires (¡4 º C en abril! ¡De locos! ¡Se vino el invierno anticipado!).

En resumen, la ciudad la super recomiendo para ser visitada.

Si se los perdieron, les invito a leer los post sobre los sitios que visitamos.

 

8 comentarios:

  1. Pues si que os ha cundido, viendo tus entradas pensé que habíais estado mas tiempo, parece que no os ha quedado nada por ver, a mi se me ha hecho ameno y he conocido de primera mano una ciudad que no he visitado nunca. Me alegro mucho de que lo hayáis disfrutado tanto. Gracias por mostrarlo todo con tanta dedicación. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fueron días bien aprovechados jaja..
      La verdad es que fue poco tiempo pero hemos hecho de todo!!!!!!!!!!

      Eliminar
  2. Yo sin duda me quedo con la parte vieja. Es una preciosidad. Deseando ver las fotos de la playa. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La parte vieja es hermosa… vale la pena ir!

      Eliminar
  3. Las fotos son increíbles Estrella, qué bonitas!! Me han transportado a ese lugar mientras te leía :)

    Feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que asi haya sido.. era la idea! beso

      Eliminar
  4. Estrellita y señor esposo: FELIZ ENLACE, QUE LA BENDICIÓN DEL CIELO SEA SU MAYOR TESORO Y QUE LA PROSPERIDAD SEA POR SIEMPRE CON USTEDES!!!.
    Ciudad de Panamá me encantó a mi tambiém.
    Un abrazoteeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Siempre tienen dulzura!
      Besito y abrazo

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!