lunes, 23 de abril de 2012

Dia internacional del libro

Hoy es el día internacional del libro. Yo soy una aficionada a la lectura ya desde pequeña. Decirles cual fue el primer libro que leí es para mi tarea imposible, porque no lo recuerdo. Desde muy chica ya estaba rodeada de libros. En la casa de mis padres todavía se conservan (supongo que como recuerdo) algunos de los infantiles. Por supuesto que no faltaban los clásicos: “la bella durmiente”, “Caperucita roja”, “Cenicienta”, “El gato con botas”, y así unos cuantos de estos cuentos que siguen maravillando a cada generación de niños.

Ya de mas grande (aunque no podría precisarles la edad, calculo llegando a los diez años) empecé a leer una colección de libros que tenía mi papá. Entre ellos había unos cuantos títulos de Julio Verne. Podría decirles entonces que fue el primer escritor que empecé a seguir. Mágicas aventuras, ya sea atravesando los cielos en “Cinco semanas en globo”, en las profundidades del océano con “20.000 leguas de viaje submarino”, recorriendo países con “La vuelta al mundo en ochenta días”, soñando con alcanzar astros en “De la tierra a la luna”, o aventurándonos en lo desconocido en “La isla misteriosa”. Y así otras cuantas de sus obras, las cuales despertaban mi imaginación.
A todas estas historias le ha seguido una gran afición por las novelas de misterio o policíacas. En mi adolescencia “devoraba” los libros de Agatha Christie. Siempre acompañando las investigaciones del detective Hércules Poirot y de Miss Marple, desentrañando los misterios, y por lo general sorprendiéndome cuando se descubría al culpable en las últimas páginas.

En los últimos años mi escritor favorito pasó a ser Ken Follet. A través de sus libros he recorrido épocas y escenarios de lo mas diversos. Me ha atrapado con su novelas, las cuales suelen tener un contexto histórico. Lo conocí hace muchos años en plena revolución rusa con “el hombre de San Petersburgo”. La siguiente obra que leí, “Los pilares de la tierra”, un maravilloso relato que transcurre en plena edad media girando en torno a la construcción de una catedral, fue la que realmente hizo que siguiera leyendo casi todos sus libros a continuación.  

Para mi un libro es un viaje a otra realidad. Un meterme en la época que se relata, en la situación. Imaginar a los personajes, encariñarme con ellos, traerlos a mi mundo.

En esta época de libros digitales y nuevas tecnologías sigo eligiendo los libros en papel. Los que invitan a soñar mientras se pasan las páginas.



¡Feliz día del libro!

22 comentarios:

  1. Yo ando re floja con los libros...

    feliz día a todos los libros del mundo
    un besote
    ayez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca es tarde para volver a descubrirlos!!!
      beso

      Eliminar
  2. Hola Estelita , una entrada que invita a sentarte en un buen sillón comodo , y dejarte llebar por la imaginación y soñar , muy bonita tu entrada besos y feliz lunes de Lm.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Little Moon!!! Pues si, te invito a sentarte en tu cómodo sillón a leer. Nada mas lindo!
      buen lunes!!!

      Eliminar
  3. Un libro es vivir otra vida, es vivir mil aventuras. Yo también I LOVE libros de papel ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial poder leer un buen libro y transportarse con la imaginación. Mil aventuras por delante, tu lo has dicho!
      beso

      Eliminar
  4. Podría afirmar con casi total seguridad que mi primer libro fue "¡Upa!".

    Luego aprendí a leer con La Nación, leyendo las páginas deportivas y... ¡la Bolsa! (no me pregunten por qué porque es el día de hoy que entiendo poco y nada de operaciones bursátiles). Sabiendo esto, mi abuelo me regaló "Allá lejos y hace tiempo", de Guillermo Hudson, tremendo libraco que al día de hoy aun no he leído.

    Ya en la primaria las colecciones Robin Hood e Iridium, me permitieron conocer al "Príncipe Valiente" y los libros de Verne. También empecé a engancharme con textos que hablaban, en lenguaje sencillo, de la historia del átomo, perfilando lo que iba a ser mi carrera.

    También me hice socio de la biblioteca del barrio y así conocí, entre otros, las versiones Billiken de "La Ilíada" y "La Odisea". Cuando quise seguir con "La Eneida", no había versión Billiken y no pude pasar de la segunda página.

    La adolescencia me trajo a los autores argentinos: Cortázar, Borges, Silvina Bullrich, Enrique Medina, etc. Y los primeros libros políticos, como "Villa Miseria también es América", del padre de Verbitski. También sentí el impulso de revolver la biblioteca de la casa. Ahí encontré a Ellery Queen, a Archibald Cronin (lo que me hizo amar las novelas y luego las películas, en fin, las historias relacionadas con Irlanda), el famoso "Tengo el derecho de matar", de Barón Biza (aunque en ese momento, más que por el dilema filosófico, mis ebullecientes hormonas se sintieron más atraídas por las explícitas descripciones de actos sexuales), y, sobre todo, un escritor español que recomiendo: Enrique Jardiel Poncela. A mediados, o antes de la mitad del siglo pasado, este buen hombre tenía un humor ácido, irónico, cínico, que años después encontré en la revista Humor (el tipo de humor, él ya había muerto).

    También apareció el gusto por el teatro y algunas obras encontradas en la biblioteca de la escuela secundaria (cosa rara, ya que se trataba de un industrial) moraron por unos días en mi casa.

    La absorbente carrera universitaria elegida limitó mi lectura a títulos como Química Analítica Cuantitativa, Calculus o Termodinámica.

    Ya recibido, me anoté en El Club del Libro de Emecé. Así empecé a leer novelas internacionales, bastante light para ser franco. "Coma", de Michael Crichton, las novelas de Robin Cook, etc.

    Los avatares políticos que conmovieron al país a partir de los '80 hicieron que me tirara hacia los ensayos políticos y algo de revisionismo histórico.

    Pero hace varios años que no me queda tiempo para leer. Tengo varios libros empezados y no terminados, más otros esperando pacientemente que me decida a tomarlos y leerlos. La mayoría ya relativamente viejos (salvo el último de Paenza). Algún día reordenaré mi vida y retomaré ese hábito tan saludable que es la lectura.

    Por eso no voy a la Feria del Libro. No quiero seguir gastando plata en libros que solo juntarán más polvo en la biblioteca.

    Y sí, a mí denme libros, revistas y diarios de papel. La pantalla del monitor está bien para los blogs...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces hay que hacerse un tiempito para la lectura. Yo suelo ponerme bastante al dia en las vacaciones. Ahora igual ando leyendo algunas cosas. Eso si, siempre termino un libro antes de empezar otro, estar leyendo varias cosas al mismo tiempo como que me marea un poco.
      Antes usaba los viajes en colectivo para leer, ahora al trabajo tengo mucho menos viaje asi que no suelo llevar lectura. Pero en casa aprovecho a leer un poco antes de acostarme, o los fines de semana.
      Ahora que lo pienso, yo también leí Upa! A los otros que nombraste algunos los tengo de nombre, otros no.
      Gracias por tu completo comentario!!

      Eliminar
    2. Lo de varios libros empezados no es porque los lea simultáneamente sino porque estoy con uno y otro capta más mi atención, entonces dejo el primero. Yo voy en auto y cuando viajaba en colectivo, la mayor parte del viaje la hacía parado. Si leo antes de acostarme (o en la cama, antes de dormirme) es el mejor somnífero. Los fines de semana suelen ser una vorágine en mi vida. Y siempre me llevo algo para leer en las vacaciones, pero vuelven como se fueron. Bah... depende. El año pasado, que fuimos con mi hija a Piriápolis, leí algo. Pero lo cómico es que yo me llevé un libro y ella dos. Y yo leí los que llevó ella y no el mío. ¡Jajajajajaj!

      Eliminar
    3. Ja,ja. Tal vez los libros que ella habia escogido eran mejores que el tuyo!
      Yo en las vacaciones siempre aprovecho a llevar algun libro, y por lo general termino leyendolos. Este verano por ejemplo lei dos novelas por las sierras de Cordoba.
      Ahora tengo sobre mi mesa de luz para empezar el 3º libro de la zaga "Los reyes católicos". El 2º lo terminé hace poquito y me enganchó (en un par de días lo había leido). Son novelas históricas.

      Eliminar
  5. Pero que buen post! enserio, I agree, I concur absolutely, Un libro es para hacerte vivir en la imaginacion, para vivir otra vida, para viajar, y...... wow! que bonitos recuerdos en relacion a la literatura. Y sobre todo que descripciones tan honestas de lo que tu imaginacion vivio leyendo. Saludos estelita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mel por los elogios al post! :-)
      Es cierto, un gran viaje podemos hacer a través de la lectura!

      Eliminar
  6. Me encantaron las fotos del cumple de tu amiga. ¿En serio tenés 31?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, si. nacidita a mediados de 1980. ¿cuantos años me das en esas fotos? Muchos piensan que tengo algo menos.
      Viste que lindas! Lo pasamos genial!! Mi amiga alquiló castillo inflable para mantener a los pequeños entretenidos (funcionó! Estaban todos meta saltar ahi adentro y dejaban charlar a los grandes). Eramos unos cuantos, mi amiga tiene mucha familia y muchos amigos asi que para sus cumpleaños suelen juntarse una gran cantidad de gente.

      Eliminar
    2. No es por piropearte (no quiero tener problemas con tu novio) pero no te doy más de 25.

      Eliminar
    3. :-) Gracias! La verdad es que por lo general suelen darme menos edad de la que tengo. Aunque de adolescente me daban algunos años mas, pero creo que porque era madura en la forma de pensar. (Tal vez ahora me volví una adolescente de nuevo y por eso me quitan años, ja.ja.).

      Eliminar
  7. Qué lindo! yo también tuve mi gran época "Verne", lo amaba!
    Ahora te diría que los últimos libros que me han gustado mucho han sido novelas de Benedetti: la tregua, la borra del café, gracias por el fuego.
    Pasé mis grandes etapas con Harry Potter como t acordarás, jeje.
    Me gustó mucho también el túnel de Sábato.
    Siempre quise leer cien años de soledad, y nunca pude pasar de la página 70... capaz mis "habilidades de lectora" no han madurado lo suficiente aún, no sé. Tampoco pude leer dostoievski a pesar de que me lo recomendaron mucho...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí "Cien años de soledad" pero confieso me costó bastante hacerlo, y no terminó de gustarme. También intenté leer un par de libros de Borges pero no es mi clase de lectura. Realmente prefiero otro tipo de libros.
      Benedetti muy buen escritor y poeta.
      Y con Harry Potter comparto el gusto, je.je

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy aficionada a la lectura también...ayer me dedique a hacerle un homenaje recostándome en mi sofá y dedicándole tiempo al libro de " the Lucky one" la historia de un hombre que encuentra una fotografía que cree que le da suerte y a continuación se propone encontrar a la mujer en la imagen.
      saludos
      iela

      Eliminar
    2. Que bueno, el mejor homenaje al libro es leerlo!!! No había escuchado ese título, parece una historia interesante..
      beso

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!