martes, 24 de abril de 2012

Visita a la peluquería


Hay gente que adora ir a la peluquería, para las cuales esta actividad es un paseo, un mimo, un disfrute. Quienes pueden pasarse horas charlando con el peluquero que de la asiduidad es ya un amigo (y por que no un psicólogo también). Quienes encuentran entre cepillos, planchitas o ruleros su momento de relax.

Sin embargo, este no es mi caso. La verdad es que cada tanto voy porque aunque no sea lo que mas me guste tampoco es cuestión de ser dejada. Así que me hago tiempo para cortar un poco las puntas o hacerme algún tratamiento, pero no es lo que yo considero un “programón”.

No soy tampoco lo que se considera una cliente fiel de la peluquería. En vez de elegir un lugar y mantenerme yendo siempre al mismo voy a un lugar diferente cada vez. Se que no es lo mas recomendable, porque corro el riesgo de que me hagan cualquier cosa en la cabeza (que de hecho mas de una vez me ha pasado recibir un mal corte). Pero no puedo evitarlo, me cansa ir siempre al mismo lugar.

Tampoco soy de variar mucho lo que me hago. Me gustaría ser mas osada, animarme a cambiar de peinado o de color. Pero termino siempre con mas o menos el mismo largo, y con mi color original (aunque alguna cana ya tuvo la osadía de aparecer por suerte todavía no se me hace necesario recurrir a tinturas por este motivo).

De todos modos, hace rato que venía pensando en hacerme un alisado en el cabello. En realidad mi pelo es bastante lacio de por si, pero tenía ganas de tenerlo mas prolijo (lo bueno de los alisados es que solucionan temas como exceso de frizz). No sería la primera vez. Hace cosa de un año y medio ya me había hecho este tratamiento, con excelentes resultados.

El sábado por lo tanto me desperté temprano y fui a una peluquería (una por el barrio, a la que nunca había ido). El método de alisado que yo quería era uno llamado “Chi”, que es el que me había hecho en la ocasión anterior. Me explicaron sin embargo que como todavía tenía efecto en las puntas no podían volver a aplicarlo por miedo a que se corte el pelo (horror!)  así que terminé haciéndome uno de keratina (que según el peluquero tiene múltiples ventajas, ayuda a mejorar el daño del pelo, etc.).

Fueron dos horas en total entre lavado, aplicación del producto, esperar un rato, secado, planchado, esperar otro rato, volver a lavar, volver a secar y a planchar. El porque de tantos pasos no le sé, supuestamente eran los necesarios. Para hacerlos mas llevaderos me dieron un par de revistas para hojear (de esas cholulas típicas de este ámbito) y un cafecito.

Lo importante es que salí contenta porque el pelo me quedó lacio, dócil, suavecito. En teoría debería durarme el efecto unos cuatro meses (no termino de creerle al peluquero, ya veremos con el tiempo si realmente es así). Les dejo una foto del resultado final.

Y ustedes, ¿gustan de ir a la peluquería? ¿son de hacerse muchos tratamientos en el pelo? ¿cambian de look seguido? ¿van siempre al mismo lugar?

22 comentarios:

  1. A mi me pasa exactamente lo mismo! No voy nunca a la peluquería, siempre me corto yo el pelo o me hago la tintura cuando quiero cambiar de color, pero las peluquerías me ponen nerviosa!
    Mi primer alisado es el que aún tengo. Me lo hice por enero más o menos y por ahora sigue perfecto, eso sí. Me tuve que comer 4 horas en la peluquería.
    Un dato a favor? Que la peluquera conocía la murga Agarrate Catalina y nos pasamos las 4 hs hablando de eso jajaja.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos asi se te hizo mas llevadero!!
      El otro dia el peluquero se lo pasó hablando con una señora que se ve era habitué del lugar, pero la verdad es que yo estaba mas enfrascada en las revistas (y en el reloj, porque como conté me aburre un poco pasar el tiempo en peluquerías, ja.ja), así que no participé mucho en la conversación. Pero quedó lindo, eso es lo importante!

      Eliminar
  2. Hace mil años no piso una peluquería,para que? ya tengo planchita,los baños de crema me los hago yo y mi mama me teñía el pelo,eso si el fleco me lo corta mi abuela..!
    ajajaja
    un besote
    ayez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenés peluqueria en tu casa entonces!! Buenisimo que no perdés tiempo yendo a otro lado.
      Yo no me animo mucho a cortarme sola, pero como lo mantengo largo es muy cada tanto que voy a cortar las puntas.
      beso

      Eliminar
  3. Ya a esta altura de mi situación capilar ya ni sé si me gusta o no me gustan las peluquerías jaja ( tengo el pelo pasando la mitad de la espalda y además soy de tener mucha cantidad) simplemente sé que muy pronto se viene un recorte y uno de esos tratamientos de keratina que a mi vieja la dejaron con el pelo nuevo.

    Un beso Estela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que te quede lindo entonces!!! A mi este alisado de keratina me gustó porque no tenía ni olor. Hace unos meses me había hecho uno de los tratamientos que llaman "shock keratinico", y la verdad es que había quedado lindo pero solo por pocos dias, y cuando lo aplicaban me resultaba tan fuerte que me hizo llorar los ojos. Eso no me gustó nada! Igual no se si era el producto muy fuerte, o como me lo hicieron en ese lugar (que no es el mismo del alisado).
      beso

      Eliminar
  4. No me gusta ir a la peluquería. Voy apenas una vez por mes para teñirme y mantener el corte que no tengo :P
    Cuando tengo ganas me peino yo, brushing, planchita, etc y si no salgo a la vida con la típica cola de caballo, porque tengo un pelo que es literalmente indomable.
    Y tampoco soy de esas que andan con las pelambres sueltas creidísimas que son la reencarnación de Graciela Borges -viva- y más que la Borges parecen Beetlejuice! O no?
    Hermoso tu pelo lisiiiito :) Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Quedó re suavecito!!! y sin frizz! :-)
      vamos a ver cuanto dura!
      Me dió gracia la comparación con Beetlejuice. Hay algunas melenas de terror, es cierto!
      beso

      Eliminar
  5. Pues decirte que tienes el pelo qeu me gusta....me encanta lacio, moreno y largo..un beso desde Murcia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! A mi también me gusta tenerlo asi, ja.ja.. el moreno y el largo ya vinieron solos, el lacio lo ayudo un poco con estos tratamientos.
      saludos!!!

      Eliminar
  6. La de la foto eres tu? date la vuelta date la vuelta jajajajaj
    no me gusta la peluqueria yo misma me corto y me tiño el cabello, pero cuando me dan ganas de hacerme unas mechas si voy a la pelu por que alli puedo hacerme un desastre y voy cada 2 semanas solo hacerme las uñas de los pies que sin ello no puedo vivir jeje
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, soy yo, en el patio de mi casa. Saqué la foto el sabado ni bien llegué de la peluquería.
      Y siguen sumandose las que no fanaticas de la peluquería! ja.ja Y claro, hay cosas que mejor las haga un profesional!
      beso

      Eliminar
  7. Odio ir a labpeluquería porque sé que no me voy - al menos por 3 o 4 horas. Una vez al mes y puteando voy, me pierdo una tarde en corte, tintura y brashing. Salgo siempre resongando. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo también lo tomo un poco como tiempo perdido, por eso no suelo ir muy seguido..
      beso

      Eliminar
  8. Yo voy cada dos o tres meses y me hago corte nada más. ¿Vale la opinión? ¡Jajajajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, claro! Todas las opiniones valen!!! :-)

      Eliminar
  9. Hola! me quedé riéndome de la que toma al peluquero como psicólogo! A mí la verdad que siempre me sorprende eso: voy dispuesta a no abrir la boca y termino hablando de cosas que ni me interesa contarle!

    Otra cosa que me molesta es que tarden años en llamarme (nunca voy con turno) y cuando encuentro una nota que me re entuasiasmó en esas revistas pochocleras que ponen en el canaste se les antoja atenderme...jajajaja

    Besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar que te llaman justo cuando encontrabas la nota interesante!!!
      La verdad es que esas revistas las miro solo en la peluquería, son bien banales pero ayudan a pasar un poco el rato. También suelen tardar en llamarme porque no voy con turnos tampoco.
      beso,

      Eliminar
  10. A mi no me gusta ni me disgusta la pelu. Hace varios años, cuando usaba el pelo bien corto tenía que ir cada 20 días a mantenerlo. Hoy en día uso un corte super común y voy cada 2 o 3 meses. Me llevo música y me entero de TODO lo que sucede con la "farandula local" un año más tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja.ja.. me causó gracia tu comentario de enterarse las noticias un año mas tarde. A veces las revistas en la peluqueria que tienen no son muy actualizadas y estan anunciando el comienzo de una pareja (y uno ya sabe que se separaron hace un montón, o cosas por el estilo)..

      Eliminar
  11. Yo tengo a mi amiga peluquera,asiq me hace todasssss las bobadas que veo en pinterest que me gusta, ahora lo tengo rubio con las puntas rosas...cada tanto me hago un alisado...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Bienvenida!!
      Que bien que te atrevas al cambio y a jugar con el pelo, cambiarle los colores. A mi eso me cuesta un poquito, soy mas costumbrista. Me encanta verlo en otros, pero cuando pienso yo en hacérmelo no termino nunca de decidirme.
      beso!

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!