viernes, 21 de julio de 2017

Los libros de junio


Tardé un poco en traerles el post con las lecturas de junio, pero mi excusa es la misma que vengo comentando en entradas anteriores: anduve bastante ocupada y corta de tiempo para escribir.

De todos modos es mejor tarde que nunca, así que aquí lo leído en el mes pasado:

 

Desconexión, de Neal Shusterman.

Este libro nos plantea un mundo con unas reglas bastante especiales: la vida humana se considerará inviolable desde el momento de la concepción hasta que el niño cumpla los trece años, entre los trece y los dieciocho años de edad, sin embargo, los padres pueden decidir «abortar» a su hijo de modo retroactivo... con la condición de que el hijo, desde un punto de vista técnico, no muera. Al proceso por el cual se acaba con él al mismo tiempo que se le conserva con vida se le llama «desconexión». Esta práctica es aceptada.

La historia nos relata cómo tres chicos que no se conocen pero con sentencia de ser desconectados logran escaparse. Juntos siguen un camino lleno de sorpresas.

Me pareció bien para pasar el tiempo, aunque no es tampoco demasiado memorable.

 

El rio de la fortuna, de Elizabeth Haran.

Esta es una linda novela de época. A fines del siglo XIX Francesca debe hacerse cargo del oficio de su padre: el transporte de mercancías en su barco de vapor recorriendo un río australiano. Debe lidiar con los prejuicios del oficio, y además con el descubrimiento de un secreto del pasado que cambiará su vida.

Me gustó, es una historia sencilla pero bonita.

 

Misión olvido, de Maria Dueñas Vinuesa.

Una hermosa novela que me atrapó.

Nos cuenta como la profesora Blanca Perea acepta trasladarse desde España a California para encargarse de lo que anticipa como un tedioso proyecto académico. La motiva el que su matrimonio acaba de disolverse y necesita tomar distancia de todo.

La labor encargada es la catalogación del legado de una viejo compatriota, Andrés Fontana, fallecido hace décadas. Se cruza durante la tarea con intrigas  e intereses contrapuestos.

Su investigación la lleva a los viejos tiempos de las misiones californianas, y también a los hispanistas y escritores exiliados de la España agridulce de los años 50. El pasado y el presente que se encuentran y entrecruzan. Asimismo un encuentro con ella misma y sus sentimientos.

Recomiendo este libro.

 

Motin en la Bounty, de John Boyne.

Venía leyendo un poco de este autor, encontrándome con obras que me gustaron mucho y otras que no tanto. Este libro cae en el segundo grupo. Debo admitir que me aburrió bastante.

El capitán Turnstile rememora los acontecimientos que dieron inicio a su carrera de marino. Nos lleva a cuando a sus catorce años decide embarcarse como salvación para no terminar en la cárcel luego de ser atrapado robando.

Allí se dedica a ser el ayuda de cámara del capitán, en un viaje exótico con destino a Tahití. Nos relata acontecimientos que llevan a un motín a bordo de dicho barco y lo que luego sucede.

 

La marca de la luna, de Amelia Noguera.

Otra novela que adoré.

En una aldea de la India nace Lila. Su madre que era bruja muere en el parto, y por tradición son sus abuelas las encargadas de decidir el destino del bebé. La abuela paterna quiere matarla, pero la materna se ofrece a criarla. Por ira la consuegra maldice a la pequeña: en cuanto ame a un hombre, este morirá.

Es la historia de la Bruja de la Luna Plateada. La niña busca huir de la maldición y emprenderá un viaje que la llevará a la España de principios del siglo XX.

 

El clan del oso cavernario, de Jean M. Auel

Esta es la primera parte de la saga “Hijos de la tierra”. La misma consta de seis tomos bastante grandes pero que no tienen desperdicio. Al momento no la terminé entera, pero estoy emocionada leyéndolos uno a uno. Realmente son unos libros fantásticos, la historia es atrapante y aprovecho cada ratito libre que tengo para seguirla.

Está ambientada en la era paleolítica. Nos cuenta como la pequeña Ayla, una niña Cromañon de 5 años es separada de su familia durante un terremoto. Sola e indefensa es atacada por un león cavernario. El terremoto también ha afectado al Clan del Oso Cavernario, un grupo de Neanderthales que deben ir en busca de una nueva caverna para habitar. En el camino encuentran a Ayla y la curandera, Iza, la recoge para cuidarla. La aceptación de la niña por parte del clan no es fácil. Ella es considerada una de los “otros”.  Una de las diferencias entre ambos grupos está dada por el desarrollo de las cuerdas vocales. De esa manera Ayla puede emitir sonidos, mientras que los miembros del clan hablan mediante señas.

La niña rompe unas cuantas tradiciones. Enseguida supera en inteligencia al resto del grupo.

En el libro se plantean temas como modos de vida, tradiciones, formas de cazar y de alimentarse, jerarquías sociales, como pasaban los inviernos, hábitat.

Realmente es una bonita historia cuyo contexto es la época prehistórica y que hace reflexionar sobre los orígenes de los seres humanos, sobre como se adaptaban al medio, los descubrimientos que hacían, etc.

¡Altamente recomendable!

 

El valle de los caballos, de Jean M. Auel.

Segunda parte de esta maravillosa saga en la última fase de la Era Glacial.

Ayla debe abandonar al Clan y partir sola hacia un viaje de supervivencia y en busca de los “otros”, su propio pueblo del que fue separada por un terremoto.

Aquí encuentra refugio en una caverna dentro de un valle. El destino le acerca a un desconocido, Jondalar, quien llega a su lado malherido. Surge entonces un proceso de encuentros, de aprendizaje de lenguajes y de costumbres.

¡Otro libro que adoré!

 

Julio lo comencé leyendo el libro que le sigue. Ya les adelanto que también super atrapante.

 

¿Leyeron algo de esto? ¿Alguno les parece interesante?





11 comentarios:

  1. De los que citas El clan del oso cavernario lo lei hace mucho tiempo y Misión olvido el año pasado, los demás no los conozco, en verano suelo releer a los clásicos tengo mas tiempo libre continuado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprovecha ese tiempo libre! A leer se ha dicho!

      Eliminar
  2. Hola. el clan del oso cavernario le encantó a mi hijo hace unos años y a mí me pareció muy pesado. No fui capaz de terminarlo. De los demás he leído Desconexión y estoy de acuerdo contigo en que no es memorable, así que no he leído la segunda parte, aunque no lo descarto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, yo estoy re fascinada con la saga de los “Hijos de la tierra”!! Realmente me está encantando! Me costaría elegir uno, en realidad es como una gran historia que se va continuando en cada libro que le sigue..
      beso

      Eliminar
  3. ¡Hola! No he leído ninguno, pero Misión Olvido lo tengo desde hace tiempo en la estantería esperando para ser leído. Vista tu opinión creo que lo leeré muy pronto *-*

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, a mi me gustó.. lo encontré de casualidad, y como es la misma autora de “El tiempo entre costuras” que me gustó mucho le di su oportunidad. Creo que es interesante. Luego me cuentas!

      Eliminar
  4. Hola!! El ultimo se ve interesante. Pero todavía no termino los que tengo, así que los dejo bien anotaditos. En estas vacaciones no agarré un libro ni por broma. Tengo que ponerme al día con mi lectura.
    Beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que a veces cuesta más.. pero está bueno que vayas apuntándolo para un futuro cuando tengas tiempo y ganas.. ojalá te gusten!
      beso

      Eliminar
  5. Hola!! me pasarias el link para bajarme los de Auel? Me convenciste con los comentarios!! jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Esos los tengo en el e-book en formato e-pub.
      Lo que puedo hacer es ver si puedo mandarte por mail esos archivos. Después en casa los busco. Creo que se pueden convertir a pdf. Yo eso no lo hice ya que desde el e-book lo leo sin problemas..
      Estan buenísimos.. ya voy por el quinto!

      Eliminar
    2. Gracias Genia!!!!! Te respondi el mail!!
      Besosssss

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!