martes, 7 de febrero de 2017

El gato de la esquina


En la casa de la esquina viven dos gatitos de lo más paseanderos. Sus dueños les dejan las ventanas que dan a la calle abiertas, por lo que con frecuencia se los ve dando vueltas por ahí.

Uno es negrito y es el más tímido. Enseguida se aparta del camino y sale corriendo. El otro es gris y tiene unos ojos casi naranjas. Son rarísimos, y sumamente bellos. Además su carácter es de lo más sociable y despreocupado. No tiene él problema en acercarse a uno, dejarse acariciar, restregarse entre las piernas.

Ni se inmutaba, relajado en la medianera.
Bastante seguido es que los encontramos en la entrada de casa. Tenemos un espacio abierto como para guardar un auto. Por ahí es que muchas veces están, descansando lo más campantes entre las plantas.  A Ciro estas visitas no le gustan mucho. Como a él no lo dejamos salir, ve usurpado sus dominios y se desespera. Algunas veces se pone a rascar el ventanal del lado de adentro, como con impotencia. Los otros lejos de alejarse de ahí se quedan, no sé si por desafío o simple curiosidad, y  a veces se mantienen así mirándose a través del vidrio.

Al gato gris es al que más se lo ve, y como les decía es visitante de todas las casas de la cuadra. El otro día cuando llegábamos a casa lo vi recostado en la medianera que da con el vecino. Ni se inmutó por vernos venir, y como yo tenía la cámara en mi mochila le saqué un par de fotos.

Aunque aquí no se aprecie por los filtros de la foto, tiene unos ojos medio naranjas que son maravillosos..
Me encanta su naturalidad, la relajación gatuna. Verlo disfrutar de su siesta da placer.



15 comentarios:

  1. Es monísimo!! Nuestro gato se subía a lo más alto del mueble del salón y desde allí no miraba como con soberbia jajaja Me encantaba verle allí. Ahora ya no está para esos trotes, pero sigue teniendo esa mirada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy simpáticos, tienen miradas increibles! el mio es muy agil..

      Eliminar
  2. Vaya, qué pena que no le podamos ver los ojos... Ya me has dejado con la intriga. Yo siempre que he tenido gatos he vivido en apartamento, así que no salen a ningún lado. Igual no sé si me atrevería a dejarlos andar por ahí. Viviría con angustia por si se pierden o si se pelean con otro gato o si los pisa un coche...

    Cuando vivía en Guadarrama, Luhay a veces se me escapaba por la ventana. Yo vivía en el último piso de varios edificios bajitos. Y él se dedicaba a ir pasando de tejado en tejado. A veces miraba por la ventana y estaba como tres edificios más allá. Lo pasaba fatal esperando a que se decidiera a volver. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, los ojos de este gato son hermosos y bastante raros.. además de que es muy lindo y bastante cariñoso, no tiene problema en acercarse..

      Eliminar
  3. Qué hermoso es!! Me causa gracia el desafío de miradas con tu minino, quién sabe lo que se intentan decir. Hermosa la última foto en que se lo ve en estado de relajación pura! Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se miran desde el vidrio.. al mio le da impotencia por no poder salir.. pero bue..

      Eliminar
  4. Pobre Ciro, que envidia debe pasar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. :)
    Contemplar la siesta de un gato o gata es puro placer.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, son muy relajados, da gusto verlos disfrutar!

      Eliminar
  6. Lo que debe envidiar Ciro a esos gatitos!
    Un gato es lo más relajado del mundo, da gusto verlos echaditos durmiendo o analizando su entorno.
    Abracitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, yo prefiero igual que se quede en casa, es mas seguro.. además como es medio peleador quedaría expuesto a lastimaduras y etc..
      Si, son muy relajados cuando descansan..
      beso

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!