martes, 9 de octubre de 2012

Paraná (Parte 1): pasados por agua

Como les contaba en el post anterior, el fin de semana largo estuvimos por la ciudad de Paraná, en la Provincia de Entre Ríos. Les decía también que el pronóstico climático no venía muy favorable, que estaban previstas muchas lluvias. Aunque mis ganas eran que los meteorólogos se equivocaran, hay que decir que esta vez han acertado, y fue un fin de semana pasado por agua. Es esa la mejor definición que puedo hacerles de estos días. Les cuento un poco:

Para llegar a Paraná, ubicada en el centro oeste de la provincia, tuvimos un viaje en micro de casi ocho horas. Al viajar de noche no se hizo tan largo porque pudimos dormir bastante. Se escuchaba fuerte la tormenta, y hubiera estado bueno que esta se hubiera mantenido fuera del micro, pero la realidad es que de alguna manera logró colarse dentro y mojar todo. Cuando estábamos llegando noté que el piso bajo los asientos era un charco, y ahí estaban ubicados los bolsos, asi que la ropa terminó empapada (en realidad la mía no tanto porque iba dentro de bolsas, la de mi novio no y por eso estaba más mojada).

 Después de un desayuno en el bar de la terminal nos dirigimos al hostel. Teníamos reserva ahí, pero podíamos hacer el check-in recién a las 13hs. Nos permitieron dejar los bolsos mientras tanto, pero como estaba todo ocupado el comedor / recibidor por gente que estaba desayunando no pudimos quedarnos y salimos a dar vueltas bajo la lluvia.

La verdad es que teníamos unas cinco horas por delante antes de poder ingresar a nuestra habitación, y eso en una ciudad con clima tormentoso no se hizo fácil.  

Con los pilotines puestos (los cuales casi que no pudimos sacarnos en todo el viaje) llegamos a la plaza principal, alrededor de la cual están emplazados algunos edificios de gran valor arquitectónico. Sobresale imponente la Catedral de Paraná. Es un edificio grande y vistoso, declarado Monumento Histórico Nacional. Inaugurado en 1885 (y se festeja el día de su patrona, la Virgen del Rosario, el primer domingo de octubre, por lo que pudimos ver algo de esta celebración).
 
Cerca de la zona encontramos algunos museos (que por lo menos eran techados, así que servían para protegerse un poco de la lluvia). Entre ellos fuimos al “Museo Histórico Provincial Martiniano Leguizamón”. Aunque no hay fotos de este lugar (porque no nos dejaron sacar ninguna), se pueden ver aquí objetos que nos hablan de las costumbres y formas de vida de los primeros habitantes de la ciudad, y de momentos trascendentes de su pasado.

Recorrimos luego el “Museo Provincial de Bellas Artes”. Aquí encontramos una muestra de pinturas de Bernaldo de Quirós, a la vez que un patio con diversas esculturas, y salas dedicadas a otras exposiciones. Me pareció muy buena una que tenía que ver con los desaparecidos de la dictadura. Con video e impactantes imágenes nos llevaba a una parte de nuestra historia, de las más tristes sin duda, pero la que es bueno no olvidar.

 
Almorzamos algo por ahí, en uno de los pocos bares que encontramos. Algo que me llamó la atención de esta ciudad es la poca cantidad de cafeterías y restaurantes que vimos. Acostumbrados a Buenos Aires (y a otras ciudades visitadas), en donde hay mucha oferta de este tipo, acá dábamos vueltas sin ver más que un par de lugares. Recorriendo pudimos ver algunos sitios más, y supimos que cerca del río era donde estaba la mayor cantidad. Pero me extrañó ver tan pocos lugares donde ir a tomar algo por la zona céntrica.
 
Luego de pasear un poco por la peatonal San Martín, que abarca algunas cuadras y en donde se concentran gran cantidad de locales para hacer compras, pudimos finalmente ocupar la habitación. El hostel estaba bien, era un espacio agradable y nos atendieron bien. Por momentos era un poco ruidoso porque estaban ahí alojadas dos delegaciones de softbol femenino (que participaban de un importante torneo en la ciudad por lo que nos contaron). Dormimos una buena siesta, y a la tarde aprovechamos un rato en que las lluvias eran leves para ir a conocer la costanera del río. Frente a ella se encuentra el Parque Urquiza, el cual es el más importante de la ciudad, con 44 hectáreas. Se encuentra sobre la barranca, y dividido en tres niveles: Costanera Alta, Media y Baja. Está conectado por escaleras, senderos y calles.

La parte de la Costanera Baja es ideal para caminar o hacer ejercicio. Hay un par de playitas y el Balneario Municipal. Deben ser lindos cuando el clima acompaña. Nosotros con los pilotines a cuestas solo los vimos, y ni bajamos al rio porque era un charco al lado del otro.

En la Costanera Media funciona un anfiteatro, en donde supimos se hacen recitales y algunas obras.
 
En la parte de la Costanera Alta hay miradores con linda vista del río, un rosedal, y esparcidas numerosas esculturas.

La lluvia sin embargo nos invitó pronto a irnos y dar por finalizado el paseo junto al río, asi que terminamos cenando algo por ahí, y esperando que al día siguiente el clima estuviera mejor. Ya les contaré la segunda parte del viaje, aunque les anticipo que las tormentas nos siguieron acompañando todo el tiempo.

 

¿Conocen Paraná? ¿Les gustó?








18 comentarios:

  1. La pena el tiempo, claro que ves las ciudades con un color distinto. Insisto eres Estela Fog¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entendó lo de Estela Fog.. soy como la niebla?
      Y si, me hubiera gustado ver la ciudad sin tanta lluvia.. como que aguó el paseo!
      beso

      Eliminar
  2. jaja! Me parece que la Srta. Monneypenny te comparo con Phineas Fogg, el de la Vuelta al mundo en 80 dias!

    No conozco Parana y tus fotos me sorprendieron gratamente. Por lo que se ve, es una muy linda ciudad (y seguro que es mas limpia que BA)Que lastima el tiempo que les toco :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah!!!! Gracias por la aclaración!!! No había entendido! Por lo paseandera entonces! Asi puede ser.. lo de la niebla no lo entendía, pensaba que tenía que ver con el clima.
      Si, es una linda ciudad, pero el clima que nos tocó no nos dejó apreciarla tanto. Por eso me quedó una especie de sensación de que viajamos mucho para poco, que si queríamos río lo teníamos acá cerca y no se hacía necesario pasar 8hs en un micro y otras tantas de vuelta. Pero bueno, supongo que tanto día tormentoso nubló el paseo.. de haber tocado otras condiciones calculo hubiera visto todo con mejor óptica!
      beso

      Eliminar
  3. A pesar de las lluvias hicieron un montón. Casi que recorrieron la ciudad entera en el primer día!
    Yo fui a Paraná de muy chica y la verdad es que no me acuerdo de nada.
    Tendría que volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recorrimos, es cierto.. pero la lluvia opacaba mucho, hubiera sido muy diferente ver la ciudad soleada. En fin, se hace lo que se puede, el clima no podiamos cambiarlo..
      beso

      Eliminar
  4. Estela! que lindas fotos!!!!! si bien la lluvia no te deja ver algunas cosas, tambien le da otro colorido no? habria que ver todo dos veces!! jajaja
    me muero si ya inicio el viaje con la ropa mojada! a una amiga mia le paso eso que llovia adentro del bondi..... un garrón!!!!! esperamos la segunda parte!
    yo no conozco..... pero me gusto lo que vi! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya empezar con todo mojado como que tiraba un poco para abajo la verdad.. cosas que pasan, nada grave, pero uno se queda sabiendo que podria haber sido mejor.
      Y bue, tuve otra mirada de la ciudad..
      beso

      Eliminar
  5. Qué bonito, Estela!!! La verdad es que hay tantos sitios en este mundo para conocer... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. No, no conozco Paraná y sí, me gustó y mucho :)

    La Alpaca se despide con:

    No sueñes tu vida, vive tu sueño

    Autor: Desconocido

    Mooogggaaaksrfff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado alpaquita!
      beso

      Eliminar
  7. Que cenaron? Comieron Surubí?
    Que pena me da lo de la lluvia y lo del micro, pero lo importante es que nos e dejaron apañar por las circunstancias y salieron a recorrer, y le pusieron la mejor cara.
    Esa es una gran actitud!
    Conocí Paraná pero de pasada, solo el parque Urquiza.
    Quiero saber la segunda parte!!

    Besotes enormes

    PD: Todas las fotos son hermosas, pero la ultima tiene magia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese dia mi novio cenó boga hecha filet, pero yo una ensalada completa (porque ya veniamos de almorzar hamburguesas, comer facturas, etc.. habia que compensar!). Igual al dia siguiente nos dimos una panzada de pescados, ya les contaré y mostraré las fotos!
      Y si, al mal tiempo buena cara. Me hubiera gustado un clima diferente, pero tocó tormentoso asi que había que bancarselo.
      Beso

      Eliminar
  8. Vaya Estela, finalmente llovió pero veo que no perdisteis nada el tiempo y que os dio tiempo a visitar un montón de preciosos lugares.
    Voy corriendo a ver la segunda parte, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, algo pudimos visitar, a pesar de que el tiempo no se portó nada bien! Llueve que te llueve todo el viaje!

      Eliminar
  9. Y bueno... bienvenida a Paraná!! jaja, la lluvia no te ayudó, una lástima! La gente que viene a la ciudad les gusta mucho. Pero es una ciudad para andar de pasada nomás o un finde como mucho. A nivel turístico a la ciudad le falta muchísimo. Lo digo como paranaense y con conocimiento de causa, sino fijate en ese detalle importantísimo de los pocos lugares para sentarse a comer algo, a tomar algo en el centro. La mentalidad es media de pueblo y no es tan empresaria, aunque recién ahora están tomando impulso y ojalá se logren lindas cosas porque la ciudad tiene mucho para ver y mostrar.
    Un detalle que no sé si lo omitiste por desconocimiento o te olvidaste: todo el centro de la ciudad de Paraná, la catedral, la plaza de Mayo, el Colegio Normal, el correo, el Consejo, y demás lugares históricos son los mismos que ocuparon en aquellos años los políticos de primera línea del país, cuando Argentina aún no era una República y tenía la forma de Confederación de provincias (grupo de provincia agrupadas en aquel entonces, soberanas: Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, Tucumán, Salta, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca, Córdoba, La Rioja, San Juan, San Luis y Mendoza.), cuya capital era Paraná (y la capital de Entre Ríos era por entonces Concepción del Uruguay), y aquí residía el por entonces presidente de aquella Confederación, Justo José de Urquiza, nuestro gran caudillo. Por eso, todas las edificaciones son hermosas, a la altura de una capital, donde residen autoridades, como las tiene Buenos Aires. Quizá no tan lindas para algunos, pero sí igualmente ricas en historia y belleza arquitectónica. Estoy hablando de mediados de 1853 y hasta 1861, cuando Buenos Aires finalmente decidió separarse, y es de aquí de donde viene la historia que muchos ya hemos escuchado, la eterna lucha de Unitarios y Federales, de donde nacen muchos rencores que hasta el día de hoy en muchas personas se suelen escuchar o no?-.
    Bueno nada, era para contarte que además de bellos paisajes y gente, tenemos una rica historia que está esperando que vengan a conocerla así que los esperamos! :)
    Un beso grande Estela!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Gracias por los datos historicos!! si, los edificios de esa zona son hermosos! Me gustaron muchos! La Catedral es imponente, pero en realidad todos las que la rodean.
      Y si, el paseo estuvo lindo pero si el clima hubiera ayudado podria haber sido mejor, aprovechar mas toda la parte del rio, el parque, etc, que es bastante lindo.
      Se nota que es bastante pueblo para algunas cosas, lo de la falta de lugares para comer algo me llamó mucho la atención.. dabamos vueltas y vueltas por el centro y terminabamos siempre en el mismo lugar! ja.ja
      beso

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!