miércoles, 13 de noviembre de 2019

Del finde pasado no voy a hablar

No, de este fin de semana que pasó mejor no hablar. Y es porque me lo he pasado en cama con bronquitis. Así que no hay mucho que decirles más que en vez de disfrutar de los bonitos días de sol, me quedé encerrada y acompañada por pañuelos y antibióticos. Un horror.

Un poco mejor estoy a estas alturas, aunque ando lidiando con las contraindicaciones de los remedios. Es que lo que arregla una cosa desbarata otra, a la tos y dolor de garganta le sumé temas estomacales. Y las obligaciones laborales me impidieron seguir de reposo, son días bastante movidos.

De lo que si quiero hablarles es del fin de semana anterior, ese con el que comenzamos el mes de noviembre. Porque ahí compartimos lindas actividades y en buena compañía.

Fuimos con una amiga y su familia a la actividad de “La Noche de los Museos”, que se hace una vez al año y ya lleva quince consecutivos. Cada vez con nuevas propuestas y más sitios que participan. Hay mucho para elegir, y todo se llena de gente.
En esta ocasión mi amiga sugirió ir al “Centro Ana Frank Argentina”. Me pareció genial porque es relativamente cerca de casa y nunca había ido. Aquí se recrean los espacios en los que vivió Ana Frank durante la época en que tuvo que esconderse. La casa original en Amsterdam no la habíamos visitado durante nuestro viaje a esa ciudad porque era un mundo de gente. Así que fue interesante verla aquí recreada. Los espacios eran pequeños, y la hija de mi amiga, que tiene 6 años, en un momento de la visita dijo “mamá, esto no me gusta”. La madre le replicó que seguramente a Ana tampoco le gustaba. Y da que pensar, ¿verdad? Ya que la niña no soportaba estar ahí unos minutos, mientras que Ana y su familia pasó casi dos años ahí escondida, con el temor de ser delatados, cuidando no hacer ruidos. En fin, una historia trágica que por supuesto no fue la única de ese momento.
El museo incluye también una sala con una línea de tiempo en donde se explica la situación de Alemania, el como se desarrolló el nazismo, y otra serie de hechos que impactaron en la vida de esta niña como en la de tantos otros.

A su vez hay un paralelismo con lo que fue la dictadura en Argentina, compartiendo algunas formas de actuar del régimen nazi. Un espacio para reflexionar y que recomiendo conocer.

Más tarde nos dirigimos al centro y participamos de una serie de juegos que se había preparado para los niños, con música y luces. Estuvo muy lindo, cerramos el día con una cena tardía por la zona.

El domingo tocaba madrugar ya que habíamos sido invitados al acto de cierre del año del jardín donde va el ahijado de mi marido. El nene ya tiene tres años, y es la tercera vez que vamos. Es un honor para nosotros, ya que los padres siempre nos hacen extensiva la habitación, incluyéndonos en el círculo íntimo de la familia. Es bueno compartir estos momentos.
Vimos a todas las salitas del jardín actuar. Los más pequeños bien perdidos, los más grandes con un poco más de coordinación. Pero igual surge algo divertido, en donde se comparte la emoción de las familias de los actores.

¿Cómo están ustedes?

10 comentarios:

  1. Eso está bien, que ha sido un mal fin de semana pues lo olvidamos y hablamos del anterior que tiene mucho que contar. Seguro que ya estás bien del todo yo te lo deseo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía sigo con el antibiotico, tosiendo mucho.. no estoy del todo recuperada.. pero bue..
      El anterior si fue muy lindo y provechoso. beso

      Eliminar
  2. Éste fin de semana fue de estudio, trabajo y El Principito... No termino de descansar, por lo general, pero disfruto mucho los pocos momentos libres que tengo :)

    Espero que ya estés mejorando, en vías de recuperación total.

    Te mando un besito, Estrellita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!
      Mucho mejor por suerte.. pero lo pasé bastante mal.. entre la bronquitis y lo mal que me hicieron los antibioticos a todo el tema digestivo.. uf, de terror..
      Y encima trabajando mucho al mismo tiempo, no podía realmente descansar.
      Los findes trato de salir y disfrutarlos. Este sábado anduvimos por tu barrio ya que fuimos a visitar a nuestros amigos de la zona..
      beso!

      Eliminar
    2. ¡Uf, sí, qué tema el de los remedios, algunos son peor que la propia peste! ¡¿Probaste con un protector gástrico previo? Te ayuda mucho. Cuesta trabajar, además, cuando uno no tiene todas las luces, claro... Es re comprensible.

      ¿Así que estuvieron el otro finde por mis pagos? ¡Yo justo estuve desaparecida de allí, pero si no, tranquilamente, nos podríamos haber cruzado! ¿Fueron a la confitería de siempre por la merienda?

      Besitos :)

      Eliminar
    3. No fuimos a esa panadería, ya que terminamos yendo para la zona de las lomitas a merendar.
      Por suerte ya estoy mejor de todas esas molestias de los remedios.. me tuvieron a mal traer.
      beso

      Eliminar
    4. ¡Esa zona es reee linda, y rica, para merendar! Tengo dos o tres para recomendarte, jaja. ¡Alma de gorda, ella!

      Eliminar
    5. Si, está buena la zona, a veces vamos con esa pareja amiga.
      beso

      Eliminar
  3. Parece que los pequeños se lo pasaron bien

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!