viernes, 25 de septiembre de 2015

Coroa Vermelha



La localidad que visitamos en esta oportunidad es Coroa Vermelha, y queda a unos 15 kilometros de Porto Seguro. También fue de muy fácil acceso ya que un ómnibus local nos llevaba directamente hacia allí.

El sitio tiene alto contenido histórico ya que allí se celebró la primera misa del Brasil, en el momento en que los portugueses llegaron por primera vez a estas tierras.

Hay una cruz conmemorativa de ese acontecimiento, pero blogger se ha empecinado en que no pueda subir esa foto en particular, así que quedará para otra ocasión.

Si les muestro entonces las de la playa, que era de gran belleza. De hecho, una de las que más me gustó. Había una franja de arena que penetraba en el océano en donde cuando llegamos de mañana se podía acceder porque la marea estaba baja. Más tarde ya estaba toda cubierta por el mar. Hasta esa punta hice una caminata mientras mi novio se quedaba en la lona leyendo. Lindo dejar que el vientito y el sol me acariciaran en el paseo.

También había pequeños barquitos pesqueros. Ya una de esas fotos se las había mostrado. Las gaviotas los sobrevolaban dando chillidos, seguramente reclamando algún pescado. Una amiga tomó prestada una de estas fotos para copiar en una acuarela, y debo decir que le quedó divina, que realmente le salió muy parecida y trasmitía mucho.

En esta zona hay presencia de los habitantes originarios de estas tierras, la tribu de los Pataxó. Tengo entendido que hace algunos años estaban más cuidados sus derechos, que buscaban que el lugar no estuviera tan contaminado por el turismo y costumbres que les eran ajenas. Los tiempos modernos se ve que los han ido obligando a ceder en sus tierras y por eso es que se encuentran gran cantidad de bares, resturantes y negocios cerca de la costa.

Dentro de las tiendas hay muchas en las que se pueden encontrar artesanías de los Pataxó. Muchas cosas con plumas y con madera. También adornos como collares de semillas, y en general todo hecho con elementos de la naturaleza.

También visitamos un museo indígena. Ahí una niñita nos hizo un breve tour por el salón. Hablaba en portugués y super rápido así que confieso que nos perdimos la mitad de lo que decía. Por lo general nos entendimos bastante bien con el idioma durante el viaje, pero claro que cuando lo hablaban con rapidez nos costaba más comprender.

Fue un lindo día, un sitio que me gustó mucho.

12 comentarios:

  1. Hola Estrellita,
    Que bueno que la pasaron lindo, me dispongo a leer todas las entradas del viaje, pero has comentado algo que cada que pienso en ir a Brasil me dice noooo.
    El idioma, se que no es tan difícil de comprender, pero es eso, la velocidad es lo que me aburre!!!. Hace un tiempo estuvimos con mi esposo en Bs. Ar. y un par de brasileros se acercaron a hablarnos mientras esperábamos el bus y mi esposo se pone a hablar con ello y yo me alejé un poco y le dije ay noooo, no quiero concentrarme para prestarles atención a lo que hablan, no por odiosa, sino porque realmente estaba relajada y me daba una risa escuchar que mi esposo les respondía puras tonterías ajajaja, él si que no les entendía nada ajajaja. Al final yo de lejos (al final de la calle del paseo de Caminito) le traducía y le decía que responder jajajaja.
    Te prometo que es algo que me pasa con el portuguez, me da pereza prestarle atención al idioma y más si hablan rápido.
    Ahora si me voy a seguir viajando con tus relatos y preciosasssssssssssssssssss fotos.
    Lindo finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja.. divertida tu anecdota!
      A mi el portugués me encanta, y de hecho lo estudié tres años como hobbie. Me gusta como suena, asi bien alegre parece que fuera. Mi novio también estudió un poco, asi que entendíamos muy bien. Pero claro, cuando se ponen a hablar entre ellos a toda velocidad uno se pierde un poco. Nos pasó por ejemplo en una excursión en la que eramos los únicos que hablábamos castellano. En un momento se pusieron a hacer bromas entre ellos y no se les entendía nada. Cuando el guía hablaba no teníamos problemas.
      Con esta nena, que debía tener unos siete años, nos pasó que hablaba super rápido y por vergüenza no queríamos preguntarle mucho. Se notaba que tenía aprendido de memoria todo el verso a decir a los visitantes, y no queríamos interrumpirla. Pero la verdad es que la mitad de lo que dijo no se que era! Jejej

      beso

      Eliminar
  2. Que envidia ese mar y las gaviotas, eres afortunada por poder disfrutar de esos viajes, gracias por compartir. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te gustaron. Esta playa era preciosa, pasamos un bonito dia ahí.
      beso

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Ciertamente que si, era una belleza de sitio! Adoré sus playas, el poder caminar en la arena, los barquitos y las gaviotas.. todo muy bonito!
      beso

      Eliminar
  4. Leer tus entradas es un placer por lo que me encanta Brasil, besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que puedo mostrarte un poquito mas de este lindo país.. lo pasamos genial en esas playas…
      Saludos!

      Eliminar
  5. Precioso lugar!!! Qué ganas de viajar me están entrando... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja.. es que viajar es hermoso!!! Dan ganas de hacerlo seguido!!!!
      Besito, buen martes!

      Eliminar
  6. Vaya vacaciones tan envidiables en ese hermoso sitio!
    Saludos y abracitos

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!