lunes, 12 de enero de 2015

Piecitos sucios

El viernes fui a cenar a lo de una amiga que tiene una hija de cuatro años. La pequeña es hermosa, cada vez que la veo me hace reir mucho con sus ocurrencias. Es un sol, toda sonrisa, toda alegría. Hace rato que no la veía así que me lo pasé genial.

Un par de anécdotas que me han hecho risa de ese día:

 

Salíamos a comprar unas empanadas para cenar. Tratando de hablar un poquito con mi amiga aunque la niña quería acaparar toda la atención. Nos quería mostrar lo rápido que corría por la vereda

-          Corro muy rápido tía, soy como un rayo veloz – me decía

-          Tan rápido?

-          Si, soy un rayo – y salía a los piques

-          Cuidado Emma, no te caigas – decía su madre

-          No me caigo, soy un rayo super veloz

 

Frente a la tienda estábamos esperando a que nos entregaran la caja con las empanadas. Había dos sillas y ella las movía para que nos sentáramos. Parecía el juego de la silla, perdí noción de cuantas veces me levanté y me senté. Cerca había una vía de tren así que estos pasaban. Luego de que pasó el primero:

-          Viste que tren tan largo, tiene veinte vagones – Me dijo

-          Tantos vagones? Y como los contaste si pasó tan rápido?

-          No los conté, los vi.

-          Ah.

 

Mas tarde otro tren.

-          Este tren es mas largo que el anterior, que tenía setenta vagones.

-          Tantos vagones tenía? Y este cuantos tiene?

-          Este tenía cincuenta.

-          Entonces es mas corto, porque cincuenta es menos que setenta.

-          Entonces tenía veinte – Me dijo luego de mirarme pensativa

-          Sigue siendo mas corto, porque cincuenta y veinte son más chicos que setenta.

-          Ah. Entonces tenía setenta.

 

Una vez en la casa se puso a hacer dibujos que nos mostraba contenta. A mí me regaló uno de un monstruo bueno (según ella estaba sonriente así que no asustaba). Corría de aquí para allá, me mostraba sus juguetes. En un momento en que se puso a pintar tranquila un libro de esos para colorear es que le saqué esta foto que les comparto, con sus piecitos sucios de tanto andar por ahí en patas. Me parece muy tierna, una expresión de libertad casi.

 

También hubo expresión de berrinche en un momento que se enojó por no se que cosa. Insistía en que quería irse a la casa de la abuela.

-          Tranquila Emma, no se llama a esta hora a la abuela, que está durmiendo – la retaba mi amiga mientras que colgaba el teléfono que la chiquita ya estaba queriendo usar.

-          Quiero irme a la casa de la abuela – gritaba entre lágrimas y mocos

-          Estas cansada, acostate a ver un ratito los dibujitos y después te dormis. Aca está Scooby Doo.

-          Mamá, poneme Monster High en la compu

-          Ahora no, mirá los dibujitos en la tele

-          - poneme Monster High, poneme Monter High, poneme Monter High, poneme Monter High – repetía como un disco rayado. Primero con llanto, luego hacienda ojitos tiernos.

-          Ok, te pongo Monster High – dice mi amiga ya cansada de tanta súplica, y empieza a prender la computadora.

-          Mamá, no pongas Monster High, voy a ver a Scooby Doo – dice ella tranquila

Mi amiga me mira resignada, y nos reimos.

 

Pequeñas anécdotas nomás, que han hecho de ese día un bonito viernes.

18 comentarios:

  1. Los niños son la sal de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, muy graciosos. Me hacia reir con sus ocurrencias! :-)

      Eliminar
  2. Preciosa foto! Y que gracia lo de los trenes :D

    ResponderEliminar
  3. jajaja es que los niños siempre son divertidos

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que si, hacen reir mucho!! Cada ocurrencia!

      Eliminar
  4. Pasar una tarde con niños es como tomar vitaminas, te animan a sonreír. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Jejeje me ha recordado a mi nena que hace poco ha cumplido 4 añitos y siempre va descalza jijijiji y tiene un pico... Si es que tienen cada ocurrencia.. Ahhh que pase a desearte feliz año que no pude pasar antes....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paqui, igualmente!
      Es lindo verlos descalzos y con sus piecitos sucios, tan libres ellos

      Eliminar
  6. Es una imagen casi hippie. Me encanta!!! Hay que ver las ocurrencias que tienen a esas edades. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  7. Los niños y sus cosas...
    La foto, me encanta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Ay los niños Estrellita, son pequeños Napoleones... no se quien dijo esto tan acertado... Mira la mia, es mega fan de Violetta y todo un corcierto q me trague con ella y dos amigas el otro día y me dice q si algún día podríamos ir a Argentina q Violetta es de allí... Digo siiiiii claro. La verdad q son muy lindos ver el mundo através de sus ojos siempre es más divertido
    Besos Estrellita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas venir a ver a Violetta! es increible como pegó esa chica en los niños del mundo, tiene muchos fans!
      Si, hacen reir..

      Eliminar
  9. Una edad en que tienen libertad para andar en patas y decir lo que piensan.
    Besos desde Mardel
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2015/01/colecho-dormir-en-la-cama-con-el-hijo.html

    ResponderEliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!