viernes, 7 de febrero de 2014

Visitando dos bodegas, una aceitera y una capilla


Mendoza es una zona de vino por excelencia. El clima es propicio para el desarrollo de viñedos, y eso se explota a lo grande. El turismo relacionado a esta actividad es algo que también tienen bien desarrollado en esta provincia. Para no ser menos contratamos una excursión en la que nos llevaron a visitar dos bodegas y una aceitera.

La primer bodega era más moderna e industrial. Aquí los tanques ya no eran los toneles de antaño, y todo el proceso estaba adaptado a nueva maquinaria y equipos. Nos explicaron los pasos de la elaboración de este producto, y luego nos hicieron una pequeña degustación. Yo no soy muy amante del vino (dicen que es un gusto que suele irse adquiriendo con la edad. ¿Qué opinan de eso?) así que con lo que probé estaba más que bien. De hecho debo decir que me parecían vinos bastante fuertes. Lo que si tenía muy lindo este lugar es una vista a la cordillera.

A continuación visitamos una aceitera. Ahí tenían olivos y nos explicaron como se extraía el aceite de oliva. Fue interesante porque conservaban las maquinas con las que antiguamente se producía, y nos contrastaron este proceso con el actual. Ahora sacan mucha mas cantidad, en menos tiempo y con muchos empleados menos.

Nos hicieron también una degustación. Lo mas rico aquí eran las aceitunas y una pasta de ellas que probamos con pan. Nos compramos un par de frascos para nosotros y para regalar.

Finalmente visitamos otra bodega, esta si ya mas de estilo artesanal y familiar. Mas pequeña, pero a mi gusto mas linda. Aquí el proceso era mas manual, y también tuvimos una degustación. De los cuatro vinos que probé me gustó un Syrah del que llevamos también un par de botellas para regalo.

Para coronar la excursión fuimos a visitar la iglesia de la Virgen de la Carrodilla, en la zona de Lujan de Cuyo. La misma es la patrona de los viñedos, y es muy conocida por los mendocinos porque allí el obispo diocesano realiza la ceremonia de la Bendición de los frutos con la que se abren los actos de la tradicional Fiesta de la Vendimia.

Este lugar fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1978. Entrando en la iglesia, advertimos que los muros son anchos, de adobón pero muy bien construidos, lo que le ha permitido resistir los terremotos frecuentes en Mendoza. Fue una de las únicas que resistió al terremoto de 1861.

 



12 comentarios:

  1. De los vinos argentinos el que mas tomamos nosotros es Luigi Bosca. Muy bonitas las fotos Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Luigi Bosca es conocido.. Hay muchos vinos buenos, pero yo no soy muy conocedora del tema. Estas dos bodegas no eran tan conocidas, pero la experiencia de visitarlas fue linda..
      buen finde!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Estabamos en zona de viñedos, no podiamos dejar de visitar bodegas jaja..
      Estuvo lindo, fue una linda experiencia.
      saludos, buen fin de semana

      Eliminar
  3. Yo no soy muy vinera tampoco pero sí me gustaría hacer un paseíto así. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una linda experiencia.. yo tampoco soy del vino, pero está bueno aprender un poco del tema.. beso

      Eliminar
  4. Me encantó la visita a pesar de que no tomo alcohol! Lo visitaría de todos modos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, son lugares que está bueno conocer aunque no se tome.. yo apenas los probaba, como para ver a que sabían, pero no soy muy de tomar vino..

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Si, es algo lindo de conocer.. y la zona es dedicada a esto, asi que no se podia dejar de ir a esta excursión!

      Eliminar
  6. No me gusta el vino, pero me encantaría ver una bodega
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, la experiencia es si es interesante.. a mi me gustó mas la aceitera en realidad.. ahi compramos aceitunas, aceite, etc.. cosas ricas que ya estamos probando..
      beso

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!