martes, 31 de agosto de 2021

Creciendo

Hace mucho que no escribo en el blog. Dos meses han pasado. Y unos bastante intensos.

En julio estuvo mi cumpleaños, un día hermoso que pude compartir con la familia cercana. Lejos de las reuniones multitudinarias con amigos que solía hacer, pero por lo menos mejor que el año pasado que solo fue con saludos a través de zoom. Y además con la nena en brazos, que de por si ese es un regalazo de la vida.

Ese mes también trajo el fin de mi licencia por maternidad. Esa que pude extender por nueves meses gracias a la excedencia y a usar unos días de vacaciones pendientes. Fue prepararme mentalmente para el retorno a la rutina laboral, empezar a hacer adaptación de la nena con abuelos.

Esto último tuvo sus altibajos. Los primeros días eran bastante desalentadores ya que hubo mucho llanto. Pero luego fue mejorando, y por suerte ella se empezó a quedar más tranquila y creo que los abuelos también. Durante dos semanas yo acompañaba, así que fue algo gradual. Ya después era un poco adaptarse si o si.


Y finalmente el regreso al trabajo en agosto. Muy intenso todo, así de lleno metida desde el minuto uno. Con cambios porque la empresa compró a otra, así que en pleno proceso de integración y adaptación mutua. Eso ya de por si es un esfuerzo que añade complejidad a la tarea diaria. Así que el primer mes me encontró a full, casi no levantándome de la silla en toda la jornada. Agotador en extremo, y sobre todo porque estamos ajustando a la rutina de la nena. El llevarla a lo de los abuelos, levantarnos más temprano, preparar viandita, cocinar para la semana, etc.

Por otro lado la vuelta al trabajo fue volver a poner la cabeza en otros temas, un recuperar algo de la vida pre madre. Y eso no es menor. Así que es un mix realmente, con sus pros y sus contras.

En estos días no hubo mucho tiempo para lecturas, ni para ver series, ni siquiera para leer blogs. Será cuestión de ir ordenando y haciendo espacios para eso.

Y mientras tanto la niña creciendo a pasos agigantados. Ya se para agarrada de los muebles, ya da sus primeros pasos de la mano del adulto, explora cada vez más, intenta subirse a las escaleras. Es lindo ver estos avances en ella. Cuando me quiera acordar voy a estar festejando su primer cumpleaños.

 

 

6 comentarios:

  1. Qué grande está Emi... ¡y tan linda!

    Tenés razón en que pronto vas a encontrarte festejando su primer cumpleaños. El tiempo pasa volando y los chicos son algo así como nuestro parámetro.

    Me imagino que después de todas las cosas que han pasado en todos estos meses es un cambio volver a la oficina... Pero si algo es cierto es que, al haber trabajado desde siempre, es un espacio que también es tuyo y justamente como decís, no es menor.

    Con el tiempo, todo se irá acomodando, justamente, porque los ajustes irán teniendo resultados. Vas a ver que te vas a ir adaptando, porque además, ahora se nos incorpora la rutina de la presencialidad muchas veces y eso hace la diferencia respecto del año anterior. Tiene mucho que ver esto de agarrar el ritmo a todo... Ya sea con la niña como con el trabajo.

    Espero que todo marche bien y que encuentres de a poquito el lugar para todo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está muy grande, es cierto.
      Por suerte todavía no se plantea retorno a la presencialidad en mi oficina, seguimos virtual. Pero atareadisima, la verdad es que estoy a full..
      beso

      Eliminar
  2. Wow, cuánto ha crecido tu pequeña y tan hermosa que está, felicidades a los papás. De verdad que ahí es cuando ves cuán rápido pasa el tiempo, es por eso que hay que disfrutarlos al máximo.

    Imagino lo difícil que debe ser regresar al trabajo sin ver a la hermosura que dejas con los abuelos (que han de estar comiéndola con tanto amor), confía que ellos fueron padres primeros. Ahora toca adaptarte a la nueva empresa que se unió.

    Te mando un fuerte abrazo mexicano.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los abuelos muy contentos cuidandola. Por suerte contamos con su ayuda, que se agradece.
      La rutina laboral bien, muy exigente.. y la niña creciendo
      gracias por pasar

      Eliminar
  3. Sí hace mucho que tú no escribes en el blog, lo mío ya no tiene nombre.
    Después de año y pico largo, vuelvo a las trincheras en el trabajo, con lo que, puedo volver a pasar por aquí y por el rinconcito de siempre.

    Cómo me alegro haberte encontrado de nuevo en estas lineas.

    Un besazo enorme!!

    https://similocuramedeja.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!! jaja.. bueno, cada una tiene sus excusas.. Yo siento que casi no paso por acá, y si lo hago es medio telegrama.. pero realmente estoy con poco tiempo.. haciendo lo que puedo con todos los temas.
      beso

      Eliminar

Gracias por dejarme tu mensaje! Tus comentarios enriquecen mi blog! Te espero nuevamente!